Monimbó és nicaragua, jodido ...! La historia, las victorias !

PDFImprimirE-mail

Acto de Celebración del 31 Aniversario de la Heroica Jornada Insurreccional de Monimbó y Lanzamiento de la Campaña del Año 30 de nuestra Revolución

Palabras de Rosario

¡Y Monimbó és Nicaragua, jodido! ¡Y Monimbó es Nicaragua, jodido! ¡Que viva el 30 Aniversario de la Revolución! ¡Que viva el pueblo heroico de Monimbó! ¡Que vivan las familias, los Héroes y Mártires de Monimbó! ¡Que viva Nicaragua Libre!

 

Queridas compañeras, queridos compañeros de Monimbó, de Managua, de todos los municipios de Carazo, de todos los municipios de Managua, de los municipios de Granada y de todos los municipios de Masaya, están con nosotros esta tarde celebrando 31 años de la heroica Jornada Insurreccional de Monimbó, el compañero Pre-sidente, nuestro Presidente, el Comandante Daniel ¡Que viva Daniel! ¡Que viva el Frente!

Desde la Venezuela Bolivariana y Revolucionaria, el compañero Asdrúbal Chávez, Presidente de ALBANISA y Vicepresidente de PDVSA; el compañero Asdrúbal nos acompañó ayer y hoy en las inauguraciones de dos nuevos proyectos del ALBA, el Complejo Petrolero De Bolívar a Sandino y la planta generadora que lleva el nombre de Monimbó.

El compañero Vladimir Aguilar Castro, Encargado de Negocios de la República Bolivariana de Venezuela; desde Monimbó indígena, heroico, indeclinable, el abrazo fuerte, lleno de orgullo nicaragüense, al Comandante Presidente Hugo Chávez Frías y al pueblo bolivariano de Venezuela.

El compañero Tomás Benítez, Vice Primer Ministro de la Industria Básica de Cuba, quien también nos ha acompañado en estos actos del ALBA; el compañero Luis Hernández, Embajador de Cuba en Nicaragua, representan ambos a la Cuba de Fidel y de Raúl, la Cuba ejemplo, la primera Revolución Socialista en América Latina y El Caribe. Nuestro aplauso y nuestro cariño a Fidel, a Raúl y a su heroico pueblo.

Están con nosotros también, el compañero Emilio Rappacciolli, Ministro de Energía y Minas; el compañero Francisco López, Presidente de PETRONIC; el compañero Ernesto Martínez Tiffer, Presidente de ENEL, quienes participaron junto a nuestros invitados en la inauguración de la Planta Generadora de Energía, Monimbó, esta mañana.

Están aquí en esta mesa, el Alcalde del Poder Ciudadano del Municipio de Masaya, compañero Félix Trejos Trejos y la compañera María Elena Velásquez, Vicealcaldesa; el compañero Orlando Noguera, Delegado del Poder Ciudadano para el Departamento de Masaya; la compañera Daysi Torres, Vicealcaldesa del Poder Ciudadano de Managua; compañero Edgardo Cuarezma, Delegado del Poder Ciudadano para ese departamento.
El compañero Alexis Argüello, nuestro Alcalde, se encuentra participando en la reunión de Alcaldes de América Latina en Lima, Perú, y regresa hasta mañana, por eso no se encuentra con nosotros, para él, nuestro abrazo en Lima.

El compañero Oscar Tardencilla, Alcalde de Jinotepe; la compañera Yadira Barbosa, Vice-alcaldesa de San Marcos, Carazo; el compañero José Ramón Álvarez, Delegado del Poder Ciudadano para el Departamento de Carazo; el compañero Roger Acevedo, Alcalde del Municipio de Nandaime, Departamento de Granada y, el compañero Pancho Rodríguez, Delegado del Poder Ciudadano para ese departamento; y también están con nosotros, la compañera Idania Téllez y Nelly Sánchez de los Gabinetes del Poder Ciudadano, Poder del Pueblo, del Municipio de Masaya.
A 31 años, a 30 años de la Victoria, en el año 30 de la Revolución, el pueblo combativo de Nica-ragua, se lanza nuevamente a las calles, se insu-rrecciona contra el fracasado Modelo Neo-Liberal, contra el Capitalismo declinante y decadente, y anda, valiente y digno, haciendo caminos de Libe-ración.

Celebramos, Monimbó-querido, 31 de tu hazaña, y estamos aquí en Monimbó-libre, con Monimbó-ejemplo, Monimbó-símbolo, conmemorando tu gesta, con reverencia a tus Héroes, a tus Mártires; con
recogimiento frente a la memoria de esos Seres de Luz, que nos acompañan siempre, porque dejaron huellas profundas y compromisos indelegables,  en nuestros corazones, y en el corazón de la Patria.

Sus almas iluminan los derroteros de hoy, donde afianzamos libertades, y enfrentamos desafíos con el mismo Espíritu audaz, y esa bravura formi-dable, tan propia de nuestra identidad e idio-sincrasia, de nuestro ser nicaragüense.

Monimbó és Nicaragua, jodido ...!  Monimbó, Santo y Seña de la Insurrección, és más que nunca Ni-caragua, ésta Nicaragua que lucha con optimismo, que vé el futuro con Esperanza; que vive la con-fianza del Nuevo Amanecer, del Rojo Amanecer, del Alba que nos re-une en la Patria Grande, la Gran Patria Latinoamericana de Bolívar, Martí, Sandino y tantos Próceres, Maestros y Guías que hoy re-corren América Latina y el Caribe, en estos Nue-vos Tiempos de Independencia.

Monimbó és nuestra contraseña para la marcha ha-cia Más Victorias ... !  Hoy combatimos la po-breza inclemente, que el egoísmo de la oligarquía y los capitales, sembró nuevamente en Nicaragua, durante los 16 años inclementes de pesadilla y muerte.

Monimbó és la contraseña, la mecha que enciende la llama insurreccional de esta otra etapa de la Revolución Popular Sandinista, en la que Nica-ragua Unida Triunfa, recuperando derechos y deberes, reconstituyendo Soberanía, reconstru-yendo  Dignidad,  recreando  el  Bienestar, y re-descubriendo el Poder del Pueblo, en mayúsculas.

Hoy estamos aquí celebrándote Monimbó, y en Mo-nimbó, con Monimbó, con el orgullo nacional como emblema, con nuestra identidad cultural relanzada y fortalecida; con nuestras tradiciones resca-tándose otra vez; con nuestra estima y nuestro valor de múltiples pueblos y culturas, nueva-mente en alto,  y nuevamente sonando a Nicaragua Libre ... - Y que Viva ésta Nicaragua Libre ... - donde nace la democracia directa con voz indí-gena, porque es nuestra Sabiduría indígena ances-tral, la que inspira el sentido de Comunidad y de Autoridad Popular, de nuestro Modelo del Poder Ciudadano.

Hemos dicho que estamos en Campaña. Ratificamos hoy nuestra Campaña del Año 30 de la Revolución; del Año 31; del Año 32; del 33, 34, 35, y más y más, con la voluntad de Dios, y la voluntad del Pueblo, que hace suya la conquista del Trabajo y la Paz.

Nos declaramos en Campaña, por el avance de la Revolución Popular Sandinista, desde los Gabi-netes, Asambleas y Congresos del Pueblo, del Po-der Ciudadano, de la Democracia Directa. Nos de-claramos en Campaña permanente, por el avance del Socialismo del Siglo XXI en Nicaragua, a través del Poder Ciudadano. Nos declaramos en Campaña permanente, por el avance de todos los Programas Sociales que en el Alba, y con el Alba, nos en-caminan a ese Bienestar. Nos declaramos en Campa-ña permanente, para hacer de Nicaragua, de nues-tras familias y Comunidades, la Tierra Prometida, la Patria Libre de analfabetismo, con más y me-jores Programas de Salud y Educación, con más Crédito para el Trabajo Digno, con más Trabajo Digno; la Patria sin hambre, sin niñ@s en las calles, sin mujeres despojadas de todos los derechos, sin Capitalismo Salvaje.

Nos declaramos en Campaña permanente, por la Tranquilidad y el Progreso de nuestras familias y Comunidades. Nos declaramos en Campaña perma-nente, por la Prosperidad, como la entendemos l@s revolucionari@s, Prosperidad fruto de la Justi-cia... Prosperidad   en   el desarrollo  de la Concien-cia y los Valores Humanos ... Prosperidad en tanto Soberanía, Solidaridad, Generosidad, Complemen-tariedad y una Vida Digna ... Prosperidad en tan-to armonía con la Tierra, el Agua, la Naturaleza y el Ambiente que sostienen la Vida; Prosperidad como resultado del cambio, de la ruptura con el egoísmo ... Prosperidad en el Modelo Socialista, Cristiano, en el alumbramiento del mundo y del país nuevos, donde la Hermandad y el Amor nos hagan verdaderamente fuertes, y libres.

Nos declaramos en Campaña permanente, para crear ese reino de Justicia y Cariño, que és el reino de Dios en la Tierra, trabajando duro, con todas nuestras fuerzas, con todo nuestro espíritu, in-vocando a Dios, para que nos dé Sabiduría y fortaleza, como pueblo, y nos conduzca más allá de la Indiferencia, y más al centro de la Vida en Comunidad.

Líbranos Señor, de todo mal. Del mal de la arrogancia y la división que algunos alimentan en esta Patria Libre. Del pecado de exclusión que algunos pretenden continuar practicando en esta Patria Libre. Del apego y la codicia que enferma algunos corazones. Libra Señor a nuestro pueblo, a tod@s líbranos, de los Pecados Capitales, y sobre todo condúcenos, llévanos, hacia la bús-queda y el compromiso con el bien común, a fin de que todos nuestros actos se orienten al ideal de servicio y a la creación del Nuevo Día.

La Revolución Popular Sandinista, en su año 30, cumple, cumpliendo, y nos une contra la injus-ticia, nos llama a la felicidad, a crear riqueza para compartirla, y a bendecir los panes, las gracias, los bienes, las bondades, que Dios ha derramado sobre Nicaragua, que deben ser para disfrute de tod@s l@s nicaragüenses.

Decimos que vivimos la Historia y las Victorias, y que vivimos las dificultades con ánimo de Vic-torias ... Y Dios debe querer que vayamos, de Victoria, en Victoria !  Hagamos que los Prodi-gios se multipliquen; que los cultivos y las cosechas sean espléndidas, y que el fruto de tan-to heroísmo y sacrificio en la historia de esta Nicaragua Bendita, vaya siendo cada vez más Bienestar y Alegría, para tod@s.

En la Patria de Sandino, la Revolución nace cada día en el alma y en la vida de un pueblo grande de espíritu, que reza y lucha, que hace, y que merece, ésta Nueva Historia !


CUMPLIMOS 30, CUMPLIENDO

Patria y Libertad ...

Viva Nicaragua Libre !

Viva Sandino ...!
Viva Monimbó ...!
Vivan los Héroes y Mártires de Monimbó ...!
Vivan las Madres y las Familias de los Caídos...!
Viva Camilo Ortega ... Arnoldo Quant ... Moisés Rivera ...!
Viva Nicaragua Libre ...!
Monimbó és Nicaragua, jodido ...!
Patria y Libertad ...!

Vamos, queridos compañeros, a dar la palabra a nuestro hermano Asdrúbal Chávez, desde Venezuela Bolivariana y Revolucionaria, quien celebra junto a nosotros los 31 años de la Heroica Insurrección de Monimbó, inaugurando obras de progreso para la prosperidad de todas las familias nicaragüenses.


Palabras de Asdrúbal Chávez
Presidente de ALBANISA y
Vicepresidente de PDVSA


Buenas tardes, pueblo de Monimbó, ante todo un saludo revolucionario y de hermano de nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez Frías, líder de la Revolución Bolivariana.

Gracias Rosario, gracias Comandante Daniel, mi saludo a todos los que me acompañan aquí en el presidium; indudablemente, muy orgulloso de estar esta tarde con ustedes en esta celebración de este 31 Aniversario. Al bravo pueblo guerrero de Monimbó, mi reconocimiento y el reconocimiento de la Revolución Bolivariana.

Hemos estado compartiendo estos dos últimos días acá en Nicaragua, como ya lo adelantó la compañera Rosario, iniciando la operación de importantes obras que en el marco de la iniciativa del ALBA Bolivariana y PETROCARIBE, hemos venido desarrollando. Esto tiene que ver con el almacenamiento de combustible que indudablemente beneficiará a toda la población, porque incorporará aproximadamente medio millón de barriles de almacenaje, lo cual garantiza y asegura el suministro de combustible para toda la población.

También esta mañana hemos estado en la inauguración de una planta eléctrica de 40 megavatios que se hizo con el apoyo de Venezuela, con el apoyo de Nicaragua y con el apoyo de los compañeros de la hermana República de Cuba, a la cual debemos dar un caluroso aplauso.

Así que el proceso de cooperación, bajo las iniciativas de ALBA y PETROCARIBE, continúa su rumbo exitoso y existe el compromiso de los países signatarios, que ya van alrededor de 20 países que están incorporados en esta iniciativa, de seguir avanzando y seguir profundizando los esquemas de cooperación, en un marco de transparencia, de equidad y donde el fin fundamental que queremos con esto, es avanzar en la seguridad de nuestros pueblos, avanzar en la seguridad energética, en la seguridad alimen-taria; elevar el nivel social, elevar la calidad de vida de nuestros pueblos, y así, cumplir el sagrado sueño que nos inculcaron Sandino y Bolívar, de brindar la máxima felicidad posible a toda esta Patria Grande, a toda esta Patria Latinoamericana y Caribeña.

Así que les reitero mi agradecimiento de poder compartir esta tarde con todos ustedes. En realidad, hoy estoy conociendo esta hermosa tierra de Masaya y he quedado impresionado por su belleza, Daniel, por las potencialidades que tiene, y aquí estamos nosotros para seguir impulsando, para seguir apoyando la Revolución Sandinista, que siempre va a contar con la Revolución Bolivariana.

Así que, soñando con las realidades de esos dos grandes pensadores que fueron Sandino y Bolívar, aquí estamos para decir, vamos juntos, vamos a luchar para tener una Nicaragua libre y próspera. Muchas gracias y ¡hasta la victoria siempre!

Palabras de Rosario

Gracias, hermano Asdrúbal Chávez, gracias por sus palabras, gracias por el compromiso de Venezuela, el compromiso del Comandante Hugo Chávez, con el proceso hacia el progreso, la prosperidad, la alegría, la felicidad de las familias nicaragüenses.

Damos la palabra al compañero Tomás Benítez, Viceprimer Ministro de la Industria Básica de Cuba.

Palabras de Tomás Benítez
Viceprimer Ministro de la
Industria Básica de Cuba


Compañero Daniel, compañera Rosario, compañeros de la Presidencia; nicaragüenses que están aquí en este acto. Verdaderamente quiero transmitirles la emoción que sentimos al estar compartiendo este 31 Aniversario con ustedes. Vemos algunas banderas cubanas, vemos la efigie del Che, históricamente una coincidencia de colores en la bandera del Frente Sandinista y del Movimiento 26 de Julio que llevó a cabo la Revolución en Cuba, nos hace sentir, como siempre nos hemos sentido en tierra nicaragüense, como parte de este glorioso pueblo.

Por la mañana, estábamos inaugurando la instalación energética cercana aquí, con 60 megavatios y comentábamos la trascendencia que en los momentos de hoy, en que el mundo se está metiendo con la crisis global, financiera, alimentaria, lo diferente que es poder disfrutar con ustedes, haber podido inaugurar una instalación más de todas aquellas que vamos a estar inaugurando este año, a partir de la solidaridad de los países del ALBA, de la generosidad solidaria de la Revolución Bolivariana Venezolana y, poder decir que aquí, el pueblo nicaragüense no va a tener el sufrimiento de otros pueblos donde, en este momento ya están teniendo falta de trabajo, están teniendo problemas con la energía, problemas con la alimentación.

El pueblo nicaragüense puede estar seguro que estuvimos con Nicaragua en los momentos en que Nicaragua luchaba, hemos estado hoy con Nicaragua y estaremos eternamente con el pueblo nicaragüense. ¡Viva la Revolución Sandinista! ¡Viva la Revolución Cubana! ¡Viva la Revolución Bolivariana de Venezuela!


Palabras de Rosario

Damos la palabra al compañero Félix Trejos para hablar a nombre de las familias y las comunidades del Municipio de Masaya.

Palabras de Félix Trejos
Alcalde del Municipio de Masaya


Buenas tardes, compañero Presidente Daniel Ortega Saavedra; buenas tardes compañera Rosario Murillo; buenas tardes hermano Asdrúbal; buenas tardes querido Embajador de Cuba; buenas tardes, Pueblo Presidente, Pueblo Alcalde de Masaya. El pueblo de Masaya está consciente y se siente cada día más orgulloso de ser sandinista, porque a los 30 años estamos cumpliendo con el progreso y la justicia social.

Hoy en la mañana, estuvimos en la Planta Che Guevara y la que se inauguró que se llama Planta Monimbó. Esto es el progreso de todo el pueblo latinoamericano gestionado por el compañero Presidente, hermano Daniel Ortega Saavedra. Imagínese que solamente en estos pocos meses se han inaugurado 60 megavatios en el Departamento de Masaya, y a nivel nacional 300 megavatios, en contra de 16 megavatios que en 16 años ¡no pudo hacer la oligarquía!

Es por eso que ciertos por ahí, no quieren al Frente Sandinista, porque el Frente Sandinista es la encarnación viva del Amor, es la encarnación viva de la Esperanza y es la encarnación viva del Pueblo de Nicaragua.

Gracias Comandante Hugo Chávez, gracias Coman-dante Fidel Castro, por tenderle la mano a Nicaragua y especialmente a Monimbó. ¡Que viva Nicaragua Libre! ¡Que viva el Frente Sandinista! ¡Que viva el Poder Ciudadano! ¡Viva Sandino! ¡Viva el Comandante Daniel Ortega Saavedra! ¡Viva la compa Rosario!
Palabras de Daniel

Buenas tardes, hermanos de Masaya, hermanos de Monimbó, hermanos y hermanas de Nicaragua. Siempre que estamos en este sitio histórico, de resistencia, de lucha, de Esperanza, de Solidaridad, de Amor, siempre que estamos en Masaya y en este Monimbó heroico, recuerdo mis años de estudiante aquí, en esta comunidad, aquí estudié en el Colegio Salesiano, y aquí estudió Camilo también. Practicábamos el fútbol en el Colegio Salesiano, pero también, aprendimos a practicar la Solidaridad y el Amor, tal y como lo predica Cristo... amando al prójimo como a uno mismo. Esos son grandes principios. Mis saludos para la Comunidad Salesiana y para los estudiantes del Colegio Salesiano.

Querido hermano, Asdrúbal Chávez, representante del heroico pueblo bolivariano, del heroico pueblo venezolano; estimado compañero Encargado de Negocios de la República Bolivariana, Vladimir Aguilar; querido compañero Tomás Benítez, Vice Primer Ministro de la Industria Básica de Cuba; querido compañero Luis Hernández, Embajador de Cuba.

Queridos hermanos y hermanas del Gobierno de Nicaragua, del Gobierno del Pueblo Presidente, del Gobierno de los pobres, del Gobierno de los campesinos, de los trabajadores, del Gobierno de los estudiantes, del Gobierno de las mujeres, del Gobierno de la juventud, del Gobierno de los artesanos, del Gobierno del Pueblo.

Queridas Autoridades Municipales, que fueron electas libremente por el voto directo y secreto de los nicaragüenses, en todos y cada uno de los Municipios de nuestro país. Nosotros teníamos una meta, que de 87 Municipios que teníamos cuando fuimos a las elecciones el pasado mes de noviembre, llegar a alcanzar la victoria en 111 Municipios. Finalmente, logramos la victoria en 109 Municipios, lo que nos satisface, porque fue un cumplimiento del 99%. Así es que felicitamos a todo nuestro pueblo, a todos los miles de nicaragüenses, millones de nicaragüenses que depositaron su voto en ese día, ratificándose la voluntad popular.

Claro, siempre están aquellos que no quieren aceptar la derrota, están aquellos que se niegan a ver que en Nicaragua tenemos un proceso verdaderamente democrático, popular, amplio, y en donde las elecciones son parte de ese proceso; y donde hay que saber perder y hay que saber ganar.

El Frente Sandinista ha dado lecciones de saber ganar en el año 1984; de saber perder en el año 1990; de saber perder, a pesar del fraude, en el año 1996; de saber perder, a pesar del doble voto, de voto con testigos, fraudulentos, en las elecciones del año 2001; ¡y de saber ganar nuevamente en las elecciones del 2006!

Eso es lo que no pueden entender, ni pueden aceptar, los que se sienten con el derecho de ejercer su poder en Nicaragua, de la misma forma que lo ejercieron durante todos los años, 45 años de la tiranía somocista. Ejercieron el poder de los ricos, negándoles su derecho a los pobres, negándole derechos elementales como la salud y la educación, negándole derechos elementales como la alfabetización. Y ya sabemos lo que significó esa tiranía impuesta por el imperio yanqui después de asesinar a Sandino, un 21 de febrero del año 1934... significó muerte, represión.
Entonces, con la complicidad de la oligarquía, de los ricos, del imperio, aquí en Nicaragua no se permitía la protesta, no se permitían las manifestaciones ¡y eran reprimidas con balas! por la genocida Guardia somocista. Y así fueron asesinados decenas de nicaragüenses en manifesta-ciones pacíficas... ¡Verdaderas carnicerías! como la que se produjo aquel 23 de julio del año 1959 en León, cuando fueron asesinados a balazos por la democrática Guardia somocista impuesta por el imperio yanqui, 5 estudiantes y, fueron grave-mente heridos de bala más de 70 estudiantes universitarios, en la ciudad de León.

Ese tipo de democracia, que no era más que una tiranía, una dictadura impuesta por el imperio, disfrazada de democracia, fue la que combatió hace 31 años el pueblo de Monimbó, aquí en Masaya. Esa tiranía, esa dictadura que menos-preciaba, humillaba al pobre, al campesino, al artesano, fue la que combatió el pueblo de Monimbó, aquí en Masaya, hace 31 años.

Quiero saludar también, a los hermanos de la Asociación Nueva Nicaragua para Todos, que agrupa a 3,500 cabezas de familia y que son coordinados por el compañero Juan Francisco Pérez. Juan Francisco, vamos a trabajar, nos vamos a reunir pronto para trabajar en planes concretos en beneficio de todas estas familias, porque ustedes vienen batallando, en medio del neoliberalismo han venido batallando, defendiendo los derechos de las familias nicaragüenses.

Les decía que esa Insurrección de Monimbó, tiene sus antecedentes en la lucha histórica de nuestros antepasados indígenas, de los que con el Cacique Diriangén, con el Cacique Agateyte, con el Cacique Chontal, defendieron con su sangre la soberanía de los pueblos originarios, frente a la invasión de los españoles. Y ahí estaban resis-tiendo los monimboseños y estaban resistiendo también los subtiavas y estaban resistiendo también los misquitos, los mayangmas y todas las formaciones de las comunidades indígenas, que son las raíces de la historia de Nicaragua.

No hay nicaragüense, no habemos nicaragüenses, como lo decía Rubén Darío y como lo decía Sandino, “en el que por su sangre, no corra sangre indígena,” ¡orgullosamente nos sentimos que en nuestra sangre corra sangre indígena, sangre rebelde, sangre patriótica, luchadora!

El Frente Sandinista lo que hizo fue tomar la Bandera Roja y Negra de Sandino, que no quedara tirada esa bandera en la lucha histórica de nuestro pueblo, después que habían asesinado a Sandino; y el Frente, con Carlos Fonseca, con el General Santos López, con el Comandante Tomás Borge, Silvio Mayorga entre otros hermanos, levantaron esa bandera.

Y fue ahí donde el Frente Sandinista le dio continuidad a la lucha contra la dictadura somocista y contra el imperialismo a partir de los años 1960. Y esa lucha se prolongó del año 1960 al 1970, y en el año 1978, ya habían asesinado o ya había caído en combate heroico, nuestro hermano Carlos Fonseca, en las montañas de Nicaragua, y habían caídos miles de comba-tientes sandinistas, habían caído miles de colaboradores históricos, torturados, asesinados; ¡habían caído niños! niños heroicos como La Mascota, como Luis Alfonso Velásquez, asesinados por la furia de la tiranía somocista y sus cómplices, los oligarcas y los vendepatria, que muy bien llamó Sandino.

Y el Frente Sandinista, en octubre de 1977, decidió pasar a la fase de la lucha insurreccional, porque dijimos: no podemos continuar con la estrategia de tratar de formar en la montaña un ejército revolucionario que venga después a liberar al pueblo en las ciudades, sino que tenemos que pasar a librar la lucha en las ciudades, para que sea el mismo pueblo el que se convierta en combatiente y el que alcance la libertad, dándose por entero en esa lucha y en esa batalla. Y fue ahí que se vino multiplicando la insurrección en el mes de octubre del año 1977.

La ofensiva revolucionaria del Frente Sandinista en octubre del 77, llevó a la tiranía somocista, en su desesperación, a asesinar a un periodista honrado, honesto, cuyo nombre lleva esta plaza, que precisamente venía también ya acercándose al Frente Sandinista, independientemente de las diferencias ideológicas... Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, fue asesinado por la tiranía somocista el 10 de enero del año 1978.

El Frente no podía permanecer pasivo frente a ese asesinato, frente a ese crimen, y el Frente respondió lanzando ofensivas revolucionarias, armadas, en el mes de febrero. El día 2 de febrero, combatientes sandinistas en Granada, al mando de Camilo Ortega Saavedra, de nuestro querido y recordado hermano Hilario Sánchez, y Oscar Pérezcassar, se toman la ciudad de Granada, cercan los cuarteles de la Guardia somocista y mantienen liberada durante ese día, a la ciudad de Granada.

En Rivas y Peñas Blancas, ese mismo día, el Comandante Edén Pastora Gómez y, el querido y recordado Padre, de origen asturiano, español, Gaspar García Laviana, Comandante también del Frente Sandinista, al frente de un contingente de combatientes sandinistas se lanzan a cercar los cuarteles de la Guardia somocista en Rivas y en Peñas Blancas, en una gesta heroica que hizo temblar una vez más a la dictadura somocista.

Y en el Frente Norte Carlos Fonseca, donde nos encontrábamos en las montañas de Las Segovias, en las montañas de Dipilto y Jalapa, con el Comandante Germán Pomares, con el Comandante Francisco Rivera, ahí, con varias unidades guerrilleras nos lanzamos al ataque del principal campamento antiguerrillero que tenía la guardia somocista en Santa Clara; campamento que logramos desalojar y logramos tomar los combatientes del Frente Sandinista.

Y es en ese contexto, el 9 de febrero, en vísperas de la conmemoración de los 30 días del asesinato de Pedro Joaquín Chamorro, que Su Eminencia, el Cardenal Miguel Obando y Bravo publica una carta en la que expresa la legitimidad de la resistencia armada como último recurso ante la injusticia que estaba sufriendo nuestro pueblo. Y el 19 de febrero, estalla en Monimbó la sublevación indígena.

Estoy aquí, siguiendo una cronología del libro que escribió nuestro compañero, el General Humberto Ortega, que se llama La Epopeya de la Insurrección. Cuando estalla la insurrección en Monimbó, entonces los artesanos, como bien lo expresa en su canción ese extraordinario cantautor Carlos Mejía Godoy, esos artesanos hacedores de hamacas, esos artesanos que trabajan el barro, esos artesanos utilizaron su creatividad y sus manos para fabricar, inventar las bombas de contacto que enfrentaron los tanques, que enfrentaron a las fuerzas de infantería de la genocida guardia somocista.

Y es ahí la Guardia, penetrando a Monimbó, penetrando por estas calles, acompañada de tanques, de helicópteros y, al frente de la misma, los esbirros más connotados que tenía la Guardia somocista y la oligarquía: el Jefe del Estado Mayor, Reynaldo Pérez Vega y José Iván Alegrett, dos asesinos, fueron los encomendados por Somoza para lanzarse en contra del pueblo heroico de Monimbó. Y el pueblo resistiendo, el pueblo siendo creativo, no solamente con las bombas de contacto, sino que también con diferentes armas que se fueron improvisando durante la insurrección en Monimbó.

En esa gesta heroica murieron decenas de hermanos monimboseños, hombres, mujeres, jóvenes, niños, bajo el fuego criminal de la guardia somocista; y cayeron también los hermanos, Comandante del  Frente Sandinista Camilo Ortega Saavedra, y los hermanos Moisés Rivera y Arnoldo Quant, que se habían incorporado, de Granada donde habían librado la batalla del 2 de febrero para tomarse los cuarteles en Granada, se incorporaron inmediatamente a la resistencia aquí en Monimbó. Y ellos caen en combate, a la salida de este barrio, en Los Sabogales, ahí cayeron ellos.

Aquí también cayeron otros hermanos, que se destacaron por su creatividad, por su capacidad, por su sagacidad para encontrar formas de resistencia, tácticas militares populares, para enfrentar la ofensiva terrorista. Porque era una ofensiva terrorista la que lanzaba la oligarquía, el imperio, con la Guardia somocista. Enfrentando esa embestida, cae nuestro recordado hermano Bosco Ramón Monge Hernández ¡Que viva Bosco Ramón Monge Hernández! Igualmente, fueron muchos los hermanos de Monimbó, los hermanos de Masaya que cayeron en esos enfrentamientos con la tiranía somocista.

Hoy estamos a 31 años de esa gesta heroica... ¡31 años! Estos relatos que Humberto presenta aquí en su libro, los tomó de los relatos que hizo nuestro querido hermano monimboseño, que en paz descanse, Roberto González Rocha. ¡Que viva Roberto! Y en ese relato se describe cómo Elías e Israel Rodríguez, los hermanos Rodríguez, heroicos combatientes, utilizaron por primera vez el cañón que ellos inventan, y que sirve para lanzar bombas de mecate hasta 250 metros, otra arma que resultó efectiva para resistir la embestida de la Guardia somocista.

Finalmente se impuso la fuerza de los tanques, la fuerza de las ametralladoras, la fuerza de los helicópteros artillados y, cayeron en combate con más de 50 hermanos monimboseños, cayó Camilo, cayó Arnoldo Quant y Moisés Rivera. Pero, eso no mató el espíritu de lucha del pueblo de Monimbó, ni del pueblo de Masaya; eso no mató el espíritu de lucha del pueblo nicaragüense, y más bien, ese espíritu de lucha, esa rebeldía, esa creatividad para el combate, se multiplicaría. El ejemplo de Monimbó se multiplicaría en todos los municipios de Nicaragua que empezaron a insurreccionarse hasta culminar con esa gran victoria, el 19 de julio del año 1979.

Y hoy, desde este Monimbó heroico estamos dando inicio a la Jornada del 30 Aniversario del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista. Esta Jornada del 30 Aniversario es una campaña de lucha permanente, como lo fue Monimbó; tenemos que seguir combatiendo con el mismo espíritu, con la misma fortaleza con que se luchó entonces, hace 31 años.

Porque el enemigo, como decía nuestro hermano Fernando Gordillo, el enemigo sigue siendo el mismo, no nos podemos confiar; el enemigo no está desmovilizado, el enemigo está movilizado, el enemigo tiene sus planes para tratar de derrocar al Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, porque no aceptan un Gobierno de los pobres, ellos quieren el Gobierno de los ricos y quieren recuperar el poder.

La batalla sigue siendo la misma, ahora ya no con fusiles, ya no con ametralladoras, pero sí con la fuerza organizada del pueblo; el pueblo tiene que estar permanentemente movilizado en estas campañas, en la defensa de las conquistas sociales, de las conquistas económicas, de las conquistas políticas que está alcanzando con el regreso del Frente Sandinista al Poder.

¡No vamos a permitir ahora que nos arrebaten esas conquistas! No vamos a permitir que nos arrebaten la salud gratuita para el pueblo, no vamos a permitir que nos arrebaten la educación gratuita para el pueblo; no vamos a permitir que nos arrebaten la construcción de centros de almacenaje para que Nicaragua sea soberana en cuanto al suministro y acopio de combustible, para que no falte la energía y para que no falte el diesel y la gasolina para el transporte público, para el transporte de trabajo y para el transporte privado.

Toda esta batalla hoy la estamos librando en mejores condiciones que hace 31 años; porque hace 31 años, la batalla la estábamos dando en América Latina y El Caribe, la heroica Cuba de Martí, la heroica Cuba de Fidel, de Raúl, ese heroico pueblo cubano estaba dando la batalla por la independencia, por la autodeterminación y siendo solidario con los pueblos del mundo y siendo solidario con la lucha del pueblo nicaragüense. Y la batalla la estábamos dando, en territorio continental, en Nicaragua.

¿Quiénes nos acompañaban en esa batalla? Nos acompañaban los pueblos latinoamericanos, nos acompañaban los pueblos caribeños; ¿qué Gobiernos nos acompañaban con toda firmeza en esa batalla? El Gobierno revolucionario de Cuba y el Gobierno del General Omar Torrijos en Panamá. Fueron dos Gobiernos que nos dieron su solidaridad, en momentos en que Panamá libraba la batalla para recuperar el Canal de Panamá, batalla que logró ganar finalmente el pueblo panameño, con el General Omar Torrijos a la cabeza.

Éramos nada más poquitos los países que estábamos librando esa batalla; el resto de los países latinoamericanos y caribeños estaban llenos de Gobiernos al servicio del Imperio, de las oligarquías, del capital, de las transnacionales. Ahora, 31 años después, la situación en el mundo ha cambiado, la situación en América Latina ha cambiado y, si bien es cierto, que estamos enfrentando una crisis económica provocada por el capitalismo, también es cierto, que ahora estamos más fuertes para enfrentar estas crisis, porque ya no solamente es Cuba y Nicaragua, ahora es Cuba, es la República Bolivariana de Venezuela, es Bolivia, es Ecuador, es Brasil, es Chile, son los pueblos del Caribe que son parte de PETROCARIBE; es Honduras, es el pueblo salvadoreño librando sus batallas allá en El Salvador, es el pueblo guatemalteco.

Son los pueblos centroamericanos convencidos que, hoy más que nunca, tenemos que unirnos para salir adelante y vencer esta crisis. Son los pueblos latinoamericanos y caribeños que nos hemos organizado en el ALBA que estamos convencidos que, sólo la Unidad nos dará la fuerza.

Y esa Unidad que nos da la fuerza, es la que nos permite el día de hoy inaugurar esa planta energética aquí en Masaya, la Planta Monimbó Ernesto Che Guevara, porque decir Monimbó es decir Ernesto Che Guevara. Y es la que nos permitió ayer inaugurar ese centro de almacenaje, que nos permite, por primera vez en la historia, ser soberanos en un suministro tan fundamental como es el combustible.

No hay país en el mundo que pueda sobrevivir un sólo segundo sin el combustible, es vital para todas las actividades productivas, para todas las actividades económicas, para el esparcimiento, para las condiciones de vida de la familia. Y eso lo estamos logrando gracias al ALBA, y gracias a la generosa solidaridad del hermano pueblo bolivariano, de su Presidente, el Comandante Hugo Chávez que tomó la decisión de compartir las riquezas de Venezuela con los pueblos latino-americanos y caribeños, y en este caso con el pueblo nicaragüense. Gracias Venezuela, gracias Presidente Hugo Chávez, gracias hermanos bolivarianos.

Hoy más que nunca hermanos, no podemos confiarnos, el enemigo es el mismo, el enemigo nos ataca por todos los medios que tiene a su alcance; el enemigo es el que, durante 16 años, despojó al pueblo de las conquistas que le había dado la Revolución; le robó la tierra a miles de campesinos, le robó la tierra a miles de cooperativas; desalojó de sus viviendas a miles de familias que la habían recibido de la Revolución; privatizó la Educación, privatizó la Salud, privatizó los bancos, privatizó la energía, privatizó las empresas mineras.

Es decir ¡entregó al país! Y, en un máximo extremo de destrucción, también desaparecieron ¡se robaron el ferrocarril! Aquí en Masaya quedó la estación del ferrocarril; nosotros, durante nuestro Gobierno de 1979 a 1990, estábamos mejorando el ferrocarril, ya teníamos convenios con la Unión Soviética, para instalar un ferrocarril de línea ancha, con máquinas modernas, con coches modernos, para que pudiese transitar con mejores condiciones la población y la carga. Pero, el colmo fue que hasta el ferrocarril se robaron y, en 16 años... hicieron desaparecer 17 mil 500 millones ¡se los robaron!

¿Y quién estuvo al frente de esa operación, del más grande robo que se ha cometido en nuestro país, en detrimento del pueblo nicaragüense, con los famosos CENIS? Un representante de la oligarquía, un hijo de banquero y, banquero, que era a la vez, Ministro de Hacienda del Gobierno oligárquico y neoliberal. Él fue el que hizo todo el plan para despojar, para robarle al pueblo de Nicaragua 17 mil 500 millones.

¿Dónde están esos 17 mil 500 millones? Ellos que andan gritando ¿dónde están sus votos? Los votos, sencillamente, el pueblo no se los quiso dar, porque el pueblo no puede olvidar que ellos se robaron ¡17 mil 500 millones de córdobas! No lo puede olvidar el pueblo.

El pueblo sigue preguntándose y nosotros les seguimos preguntando ¿dónde están esos 17 mil 500 millones? Que respondan ante la justicia por esos 17,500 millones. Aquí no puede haber impunidad frente a un hecho tan brutal como fue ese robo al pueblo de Nicaragua y, la justicia está esperando. Él está amparado en la inmunidad, pero llegará el momento, porque, más temprano que tarde, llegará el momento en que la justicia va a hacer valer su peso sobre esta gente que le robó al pueblo de Nicaragua.

Nosotros tenemos que estar movilizados permanen-temente con el Poder Ciudadano, con las diferentes formas de organización popular, de organización social; todos juntos, movilizarnos para seguir promoviendo los proyectos sociales en beneficio del pueblo, en beneficio de los pobres; para seguir promoviendo el Proyecto Una Casa Mejor, que le permite un financiamiento a la familia para que pueda mejorar su casa, vamos a continuar con ese Proyecto Una Casa Mejor; para que podamos continuar con el Programa Usura Cero, con el Programa Hambre Cero, que son programas que van en beneficio de los campesinos, de los pobres; para que podamos continuar con los programas de salud, con los programas de educación.

Pero esa es una tarea que no se la podemos dejar solamente a los Ministros. Los Ministros son empleados del pueblo y, el pueblo tiene que estar vigilando, pero también participando. Si hay que desarrollar una Campaña de Vacunación, ahí tiene que estar el pueblo acompañando en la Campaña de Vacunación; si hay que alfabetizar, ahí tiene que estar el pueblo como lo está, como está la juventud, alfabetizando hasta que no quede un sólo analfabeto en nuestro país.

Tenemos que seguir movilizados en la lucha para salvar nuestro país de esta crisis económica; en la lucha para que mejoren las condiciones de vida de todos los nicaragüenses, el trabajo, el empleo, en las luchas por una Nicaragua mejor. Tenemos que seguir movilizados en las luchas electorales, porque el próximo año vendrán luchas electorales en las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y el Atlántico Sur, porque ellos tienen, ustedes saben bien, un régimen de Autonomía y se eligen los Consejos Regionales, un Consejo Regional en el Atlántico Norte y Consejo Regional en el Atlántico Sur. Son dos Consejos Regionales los que se eligen.
Y tendremos que seguir movilizados porque luego, para el mes de noviembre del año 2011, tendremos elecciones en Nicaragua y, tenemos que estar preparados para ganar esas elecciones, para que continúe este proceso avanzando, para que no nos arrebaten las conquistas del pueblo, las conquistas populares.

Esta es una lucha permanente, ellos ya andan conspirando con fuerzas externas, buscando recursos para sacarnos del Poder, no quieren que lleguemos al 2011, no quieren que lleguemos a esas elecciones; pero, están equivocados, este es un pueblo rebelde, este es un pueblo combativo, este es un pueblo que no se amedrenta, que no se rinde, que no se vende, como lo decía nuestro General Sandino.

¿Cuál es nuestro compromiso entonces, en este 31 Aniversario de la Insurrección de Monimbó y en saludo al 30 Aniversario del Triunfo de la Revolución Sandinista? ¿Nos vamos a quedar sentados? ¡No! ¿Nos vamos a quedar callados? ¡No! ¿Nos vamos a acobardar? ¡No! ¿Vamos a traicionar? ¡No!

¿Vamos a luchar? ¡Sí! ¿Vamos a combatir? ¡Sí! ¿Vamos a alcanzar nuevas victorias? ¡Sí!

Con el espíritu de Sandino, con el espíritu de Carlos Fonseca, con el espíritu de los héroes y mártires de Monimbó ¡Vamos adelante por Nuevas Victorias!

¡Que viva Nicaragua bendita y siempre libre! ¡Patria Libre o Morir!