La producción de leche en Nicaragua

PDFImprimirE-mail

Palabras de Daniel

Buenas tardes, ya entrando la noche son las 6 y 15 minutos. Hermanos, familias nicaragüenses, hoy estamos reunidos en una Sesión del Gabinete del Poder de los Productores que están en la ganadería, sobre todo en la ganadería de leche.

Nos acompañan representantes de CONAGAN, UNAG, Asociación de Criadores de Ganado Puro de Nicaragua, de EXPICA, de FAGANIC, de UNILECHE, de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (CANISLAC) Trato de ser más explícito en algunos casos, porque unas Cámaras son muy conocidas y otras no.

Hay también representantes del Fondo de Desarrollo de la Industria Láctea (FONDILAC); la Exposición Pecuaria del Istmo Centroamericano; la Cámara Nicaragüense de la Carne (CARNICAR); de APROLECHE, de CENCOOPEL, de ASOGAL; de Coope-rativa La Completa de Chontales; la Cooperativa La Vaquita de Chinandega; la Cooperativa Manantial de San Pedro de Lóvago; de PARMALAT, de PROLACSA; de Cooperativas de San Tomás, Chon-tales; de La Unión, de Cuapa; de ENILAC de Mateares; Vía Láctea, de Matiguás y del ESKIMO, que procesa la leche para convertirla en un producto que lo apetecemos todos los nicara-güenses y, sobre todo los niños, como son los sorbetes, los helados.

Presiden este Gabinete Enrique Aldana, Wilmer Fernández, Juan Manuel Caldera, Eva Acevedo, Ariel Bucardo, Álvaro Fiallos, Juanita Argeñal, Orlando Solórzano, Armando Fernández y Ronald Blandón.

Les damos la bienvenida a todos ustedes, produc-toras y productores que se encuentran en el sector de la ganadería de carne y de leche, en nuestro país, tanto en la crianza, como en el procesamiento. Quiero expresarles que este es un momento en que tenemos que unir esfuerzos los nicaragüenses y en este caso, alrededor de acti-vidades productivas, que tienen que ver, en primer lugar, con las demandas alimentarias de nuestro pueblo y de otros pueblos hermanos.

Ya conocemos lo que significa, lo que es la demanda de los alimentos en estos momentos, en el mundo, y aquí mismo en la región latinoamericana, caribeña y en Centro América. Las expectativas que tienen puestas en Nicaragua los mismos herma-nos centroamericanos, porque Nicaragua sigue siendo el potencial ganadero para Centroamérica y el potencial abastecedor de carne y de leche para Centroamérica y otros pueblos hermanos que han tenido vínculos históricos con Nicaragua como
Venezuela, México, que han tenido siempre un vínculo tradicional con nosotros.

Cuba, que también nos ha aportado mucho en el tema de la ganadería, del año 79 a 1990, y es un país con una población que anda por los 12 millones de habitantes, importa alimentos, impor-ta leche, incluso de los mismos Estados Unidos y lo pagan al contado, porque no hay crédito.

Es decir, tenemos mercado... todas las Islas del Caribe son mercados potenciales para Nicaragua; o sea, aquí mismo en nuestra sub-región para no ir muy lejos. Porque claro, está el mercado norteamericano que no lo podemos despreciar y tenemos que seguir luchando para abrirnos más campo en ese mercado. El mercado europeo, así como están las cosas en este momento ¡no está fácil! a no ser las propias iniciativas que se han venido desarrollando frente a este mercado.
En las rondas que se han tenido y acaba de concluir una en Bruselas, Bélgica, de la Comu-nidad Europea con los países centroamericanos para abordar el tema de la Asociación, pero los europeos tienen una posición más dura que los Estados Unidos, en relación con el CAFTA, con todo y los cuestionamientos que le hacemos porque tiene elementos de fondo, como es el hecho de que no toma en cuenta las diferencias, las asimetrías entre la economía centroamericana y la norte-americana.

Estaba conversando hace dos, tres días, con el Subsecretario de Comercio, Padilla, que nos visitó y hablando del tema, a él le tocó trabajar el tema del CAFTA, desde la Secretaría de Comercio de los Estados Unidos, fue el que se responsabilizó del trabajo operativo. Yo le decía a Padilla, que entiendo lo complejo que es un acuerdo como éste, porque tanta resistencia hay en nuestros países como en los mismos Estados Unidos. Es decir, por los dos lados hay resis-tencia al acuerdo, ha habido resistencia y ¡sigue habiendo resistencia! allá en los Estados Unidos y aquí en Centroamérica.

Le decía a Padilla que, en la medida que los tiempos van corriendo y se nos van venciendo los plazos, tendremos que pensar en su momento, en una renegociación, porque vean el problema que tiene México ahorita, ya se le vencieron los plazos con los productores de maíz, ¡son 350 mil productores que están ejerciendo una presión bien grande al Gobierno de México, para que el Presidente Calderón renegocie!

Pero la verdad es que las condiciones para una renegociación en estos momentos, no son fáciles, porque Estados Unidos está en un período electoral, con fuerzas políticas que han pole-mizado alrededor de este tipo de Tratado, unos a favor, otros en contra, otros que plantean propuestas. Obama es de los que ha propuesto, que el Tratado tome en cuenta a los trabajadores de éstos países en vías de desarrollo, en relaciones que tienen que ver con un país altamente desarrollado.

Yo diría que, sin dejar de librar la batalla porque tenemos que hacerlo y, en este caso vamos aprovechar que Orlando Solórzano nos pueda infor-mar... Yo todavía no estoy totalmente informado, tengo las primeras noticias sobre lo que ha acontecido en esta segunda reunión en Bélgica, y para que vean las diferencias. O sea, los europeos con una posición durísima, con tiempos de prórroga mucho más cortos que los planteados.

Es importante que en este proceso que recién se reinicia, porque apenas se está iniciando, con la Comunidad Europea, los productores participen directamente. No en el cuarto de al lado, como decían, cuando se discutió el CAFTA, sino que participen directamente allí donde se abren y se establecen las mesas.

Los europeos han puesto como condición que tienen que ser funcionarios de Gobierno los que estén ahí, nosotros hemos peleado para que estén acompañándolos. Lo que hemos logrado es que, como tenemos algunos compañeros que vienen del sector de los productores, que están al frente de Uniones de Productores como el caso de Álvaro Fiallos, y entonces, con su título institucional, lo colamos en Costa Rica. Pero la posición de los europeos es que no quieren ver más que a las partes técnicas institucionales.

Nosotros estamos luchando para que se reconozca la participación y, a última hora, aunque estén como oyentes ahí; que escuchen, tomen nota y luego, con la delegación del Gobierno de Nicaragua tienen que juntarse y defender una sola posición, productores con Gobierno. Productores agropecuarios, industriales, todo lo que tiene que ver con este tipo de convenios, que van a establecer normas, que al final de cuentas, tenemos que luchar para que se den dentro del marco del comercio justo.

Le decía al Subsecretario Padilla: fíjese, con esto que está pasando en México, por mucho que estén invirtiendo en sistemas mucho más sofis-ticados para evitar la emigración mexicana a los Estados Unidos, ¡no lo van a poder evitar! porque son 350 mil productores... ¿a cuánta gente le brindan empleos directamente o indirectamente? Esos productores al extinguirse... pues sencillamente no pueden competir ¿por qué? Porque ustedes subsidian allá y México no puede sub-sidiar.

Luego, le digo, ahí está Honduras, que tiene un problema, porque de repente le bloquean la entrada de medias o calcetines... Honduras, que tiene derecho a colocar ese producto de acuerdo con el CAFTA. ¡Ah! resulta que los grandes productores de calcetines en Estados Unidos se sienten afectados porque está colocándose el calcetín hondureño de buena calidad, en grandes cantidades a un costo menor. Entonces, ejercen sus influencias y logran que se les establezca un arancel al calcetín que llega de Honduras. Y le digo... ¡esa es una violación al CAFTA!

Y me dice él: “Honduras puede hacer lo mismo... es decir, Honduras puede gravarle algún producto a los Estados Unidos. ” No, le digo, usted sabe que eso es inviable, ningún país nuestro lo puede hacer... ¡eso lo puede hacer Europa! Los europeos pueden hacerlo y entre ustedes pueden librar esa guerra. Si ustedes les ponen un arancel a los europeos, ellos les ponen otro, porque son economías del mismo peso, pero ¿qué vamos a poder nosotros gravar con un arancel un producto norteamericano, simplemente porque ellos allá nos gravaron con un arancel? No nos queda más que buscar cómo negociar.

Ellos tienen la libertad de violentar los acuerdos, ¡esa es la realidad! Tienen la potestad de violentar los acuerdos; entre comillas, nosotros tenemos el derecho de responderles si ellos violentan los acuerdos, pero no hay ninguna posibilidad real... ¿cómo vamos a ponernos en una guerra de esa naturaleza, con una economía como la norteamericana? Es una pelea perdida.

Hablamos bastante del tema, pero como les decía, el CAFTA tiene su tiempo, que son más favorables que los que quieren imponernos los europeos. Y digo imponernos, porque vienen con posiciones ¡de europeos!

El espacio que tenemos nosotros aquí mismo, en nuestra región, todas las Islas del Caribe, República Dominicana, Haití, Cuba, Puerto Rico y todas las Antillas, las pequeñas islas. Todas ellas tienen que importar sus alimentos, algunas producen algo de alimentos, indiscutiblemente, como el caso de Cuba, República Dominicana, pero la mayoría, aún produciendo alimentos, tienen que importar.

Dominicana tiene un turismo enorme y no se da, con su propia producción, para abastecer, por ejemplo el turismo que llega donde ellos, tienen que importar productos alimenticios. Tenemos el mercado centroamericano, aquí mismo, y el mercado venezolano, el mexicano.

Estamos en un momento muy favorable, muy propicio, para poder trabajar y consolidar a Nicaragua como una base de producción alimentaria, que permita alimentar a nuestro pueblo y contribuir a la alimentación de pueblos hermanos. Tenemos las condiciones, el potencial, tenemos los hombres y mujeres dispuestos a trabajar, y tenemos también tierras, recursos naturales, a pesar de todo el daño que ha sufrido nuestro medio ambiente.

Estoy muy contento de darles la bienvenida a la Casa de los Pueblos. Sé que algunos de los periodistas, por la mirada que tienen, quisieran que les hablara de políticas electorales, porque hoy se están inscribiendo las alianzas. Rosario no nos pudo acompañar porque andaba acompañando a la Alianza Unida, Nicaragua Triunfa.
Pero les digo a los periodistas, eso tendrá su tiempo; la alianza más importante ahorita, la que más le debe de interesar a los nicaragüense, pero desgraciadamente esto no hace mayor noticia... ¡es ésta! porque aquí, venimos a hablar de la alimentación para todos los nicaragüenses, para todas las familias, independientemente de parti-dos políticos, de creencias religiosas.

Venimos a hablar de poner al máximo de producción nuestras grandes capacidades, que las tenemos; buscar mayores y mejores formas de financia-miento ¡esto es lo más importante! Es lo que les puedo decir... esta es la más grande alianza que se puede forjar en nuestro país, entre los productores, los productores del campo, los ganaderos, los agricultores, los que están en la agroindustria, la pequeña industria, todos juntos, para poder realmente levantar la economía de este país.

Vamos a dar la palabra al Ministro, nuestro compañero y también productor Ariel Bucardo, para que luego escuchemos también y a eso venimos... a escucharlos a ustedes como productores, qué ideas tienen, qué propuestas tienen y, aquí está este Gabinete. Todos hacemos este Gabinete del Poder de los Productores para sacar adelante la producción, en este caso, de la ganadería.


Palabras de Ariel Bucardo

Muchas gracias compañero Presidente. Como usted decía nos encontramos aquí representantes de todos los sectores pecuarios del país; están aquí dirigentes de las organizaciones del sector pecuario, sobre todo, vinculados a la producción e industrialización de la leche, así como su comercialización.

Quisiera dar nuestro saludo y agradecer a los productores por acompañarnos esta noche y compartir esta sesión de trabajo sobre un rubro tan importante como es la producción de leche. De manera muy sintética, quisiera transmitirles algunos de los datos que tenemos en el MAGFOR y otros ministerios y también de la Cámara de la Leche.

Estamos produciendo un promedio de 2.1 millón de litros de leche diario en el país, algunos dicen que son más. Un día de estos estaba con la gente del Centro Lácteo y ellos calculan que hay más, pero por lo menos, los datos nos dicen que producimos 2 millones 100 mil litros.

Tenemos en el país unos 107 centros de acopio con capacidad de 598 mil litros al día, es decir, casi un 25% de lo que producimos, es la capacidad instalada que tenemos para acopiar leche, pero, además, no estamos aprovechando toda esa capacidad instalada, porque según los datos, en verano, el país está acopiando alrededor de 330 mil litros. En invierno se sube, aunque la producción también sube; se acopia alrededor de unos 479 mil litros por día y todavía nos queda una capacidad instalada de unos 100 mil litros, que no se utiliza tampoco durante el invierno.

La producción de leche, como ya decíamos, es importantísima para la alimentación, pero también para la exportación. Ha venido subiendo la generación de divisas por exportación de leche, y según los datos del año pasado 2007, se exportaron en leche 98 millones 400 mil dólares, alrededor de 60 millones más de lo que se exportó el año anterior. Es decir, que la exportación de leche viene creciendo en el país, y eso indica que el sector también viene creciendo.

También hay que decir, que importamos leche. Según los datos que tenemos, el año pasado importamos alrededor de unos 37 millones de dólares en leche. Aunque esta importación es fundamentalmente leche en polvo, porque la consu-mimos y no somos todavía autosuficientes en la producción de este tipo de leche.

El precio de la leche, todos sabemos, en los últimos años ha subido de manera muy acelerada. Yo recuerdo hace un par de años, la lucha de los productores era para que no entrara leche en polvo al país, porque nos venía a botar los precios, pues se cotizaba alrededor de mil dólares la tonelada.

El día 29 de febrero, sacamos los datos, sobre todo en la parte de Nueva Zelandia, y dicen que puesta en Nueva Zelandia, la leche estaba un poquito más bajo que como cerró el año y como estaba en enero, a 4 mil 550 dólares la tonelada, puesta en Nueva Zelanda. Traerla acá, según nos dicen algunos, nos cuesta un poco más de mil dólares. Es decir, que la importación de leche nos vendría costando alrededor de 5 mil 700 dólares, puesta en Nicaragua.
O sea que allí tenemos un potencial grande, porque no estamos acopiando toda la leche, mucho menos procesándola. Una parte de ella se nos va en queso un poco certificado, en algunas plantas; otra parte en leche artesanal y otra la maman los terneros, sobre todo en período de invierno, y cuando viene el golpe de leche.

En ese sentido, aquí tenemos una enorme oportu-nidad de crecer en este sector, en esta gran alianza, como decía el Presidente, sobre todo en las organizaciones de productores y el Gobierno.

Los Ministros agropecuarios de Centroamérica nos reunimos el jueves pasado. Estaban México, Domi-nicana, Panamá y Belice, además de los centro-americanos y hay una grita por los problemas de la alimentación en toda la región.
Inclusive, nos están planteando la posibilidad de llevar el tema de la alimentación, a una reunión de Presidentes, porque la esperanza, sobre todo de los países centroamericanos, es que Nicaragua produzca más para abastecer la región, tanto en leche como en otros productos alimentarios.

Esa es una enorme oportunidad que tenemos, pero también es una enorme responsabilidad con nuestro pueblo consumidor, de cómo producir más para generar divisas al país, para abastecer de comida a Centroamérica pero, sobre todo, para garantizar la comida y la alimentación al pueblo de Nicaragua.

Sobre algunos de estos temas van a hablarnos representantes de los productores, en tres temas:
Uno, que nos hablará sobre el tema de la produc-ción y cómo enfrentar los retos que tenemos; otro sobre el tema de acopio de la producción, y un tercero, sobre el tema de la transformación y comercialización de los productos lácteos.

Para comenzar, quisiera darle la palabra a nuestro hermano Presidente de FAGANIC, Enrique Aldana, para que nos toque, fundamentalmente, el tema que tiene que ver con la producción láctea.


Palabras de Enrique Aldana
Presidente de FAGANIC

Muy buenas tardes, Comandante Daniel Ortega, Presidente de la República, miembros del Gabinete que lo acompañan, amigos y hermanos que presiden este acto; amigas y amigos ganaderos, perio-distas, pilar fundamental para conocer lo que acontece en el país. Y, como dijo el Presidente, ¡esta es una alianza muy importante para el desarrollo económico de nuestra nación!

Para comenzar, Señor Presidente, quiero diri-girme, en nombre de los más de 90 mil productores y productoras que se dedican a la producción de leche en nuestras comarcas, municipios y departa-mentos de nuestro país.

Sobre este tema tan importante del sector produc-tivo, es que me siento muy orgulloso de poder dirigirme a usted. Quiero iniciar mi presentación haciendo una descripción de las ocupaciones que cada día tenemos, cuánto producimos y en qué condiciones lo venimos haciendo.

Señor Presidente, todos los días, como dije al comienzo, más de 90 mil productores ganaderos y sus trabajadores, desde tempranas horas de la mañana, nos dedicamos a enrejar, a ordeñar, apartar, aguar, y todas las actividades que en la ganadería de leche desempeñamos.

Quiero decirle que, es aproximadamente un millón de vacas lo que nosotros, los productores, ordeñamos diariamente. Según estadística de CENAGRO en el año 2001, el hato nacional se aproximaba a los 3 millones de cabezas. Sin embargo, con la extensión del hato, la Comisión Ganadera Nacional, CONAGAN, estima que el hato nacional, no es menor de 4 millones de cabezas. Este crecimiento es el resultado del esfuerzo propio, que realizamos día a día, con nuestros trabajadores.
Hablar del sector lácteo nacional es también hablar de la ganadería nacional, la cual repre-senta dentro del Producto Interno Bruto, la actividad más importante de la economía nacional. Aportamos más del 35% del Producto Interno Bruto Agropecuario y aproximadamente un 10% del Pro-ducto Interno Bruto nacional.

En el año 2002, las exportaciones del lácteo, según datos oficiales, andaban por los 25 millones de dólares. Datos estadísticos del año 2007, nos arrojan un aproximado, como dijo el Ministro, de cerca de los 100 millones de dólares. De manera que, en los últimos 5 años, hemos incrementado casi un 400% nuestras exporta-ciones, estimulados por los mercados, y aún sin saber que los precios internacionales de la leche iban a reaccionar, como lo están haciendo actual-mente.

En vista de que el sistema de producción que manejamos los nicaragüenses en nuestras fincas, prevalece el doble propósito, podemos decir que el sector lechero, además de exportar casi 100 millones de dólares en leche, destetamos unos 500 mil terneros, para la exportación de ganado en pie y para la producción de carne. De manera que nuestra producción, es la razón de existir de la industria de leche y de la carne.

El sector lechero nacional, además de ser el eslabón más importante de la economía nacional, también lo es en la generación de empleos. Generamos los 365 días del año, entre empleos directos e indirectos, más de 600 mil, en su mayoría el sector rural, de manera que además de generar riquezas, generamos estabilidad en el campo, generamos más empleos que todas las Zonas Francas juntas, con la diferencia de que éstas están hoy, y mañana pueden desaparecer. Mientras que nosotros con nuestras fincas, están y estarán siempre al servicio de la nación, produciendo todos los días.

Señor Presidente, hemos crecido y tenemos todo un potencial para crecer más. Nuestro mayor activo, como lo dijo usted, son las mujeres, los jóvenes y hombres del campo, que por tradición, vienen dedicándose a esta dura tarea de producir leche y carne.

Un segundo elemento muy importante, son los casi 6 millones de manzanas dedicadas a esta activi-dad, lo que nos convierte en el potencial gana-dero más grande de la región, y quisiera agregar un tercer elemento de nuestro potencial, y es la ubicación geográfica que tenemos y la sanidad de nuestros hatos, que nos convierte en la ganadería, con una ventaja comparativa en relación a muchos países productores de leche.

¿En qué condiciones producimos nosotros? Por la importancia y prioridad que existe hoy en día, queremos referirnos al financiamiento. Para tener una idea, en el año 2005, de los mil 130 millones de córdobas de la cartera crediticia a nivel nacional, la ganadería recibió 2.7 millones, equivalentes al 2.4 de créditos a corto plazo y a una tasa de interés no menor del 14%. Estos intereses realmente son muy desventajosos para poder producir, y a pesar de eso, hemos producido con eficiencia.

El sector ganadero también viene pagando la tri-butaria más alta de Centroamérica, sin embargo, tenemos que reconocer que la Ley de Equidad Fiscal ha venido a beneficiar, en términos tributarios, a través de las bolsas agropecua-rias. Estas bolsas agropecuarias que manejamos los diferentes gremios del país, como BAGSA, BOLSAGRO, BOTECSA, a los productores y al fisco, que ya han venido a jugar un rol importante como es el de ampliar la base tributaria en el sector rural y como recaudadores de impuestos para el fisco.

En asistencia técnica, señor Presidente, nosotros seguimos huérfanos en el programa de asistencia y transferencia tecnológica. De acuerdo al censo de CENAGRO en el 2002, a nivel nacional, solamente un 13% de los productores, recibían asistencia técnica y el mayor porcentaje, estaba dirigido a los medianos y grandes productores.

Un 13% recibían asistencia técnica, pero un gran porcentaje de éstos eran los medianos y grandes productores, quienes, de alguna manera tenían capacidad, en parte, para poder pagar esa asistencia técnica. En el año 2007, según estudios realizados por el IICA, de cada 10 productores entrevistados, uno, recibe asistencia técnica. Lo que indica que la asistencia y transferencia tecnológica desde hace 15 años, viene decreciendo en cantidad y posiblemente en calidad.

Nuestros costos de producción se vienen afectando grandemente, ya que pagamos el diesel más caro de Centroamérica. Como consecuencia, nos limita a alimentar nuestro ganado con concentrado, por el precio que éste tiene. Se eleva el transporte, la medicina, los insumos, total, que cada día el costo de producción va elevándose.

Según estudios realizados por el IICA, en el año 2003, el costo de producción de un litro de leche, era de 41 centavos de dólar, equivalente hoy en día, a 7 córdobas con 80 centavos. Este precio es el que están recibiendo, como mínimo, los productores de la región, en contraste con los 5.50 o en un buen caso, los 6 córdobas que recibimos nosotros, los ganaderos productores de leche.

Sobre este punto, debemos ponernos de acuerdo con la industria nacional. Tenemos que revisar los costos, no somos nosotros los que tenemos en el mercado el litro de leche a 16, y en casos muy especiales hasta 20 córdobas. Necesitamos revisar, los productores y las plantas, los precios, sin incrementar más este precio para el consumidor.

Necesitamos señor Presidente, luchar por la paz y la seguridad, para producir; necesitamos asegurar que nuestras inversiones sean generadoras de riquezas y también, trabajo para la población nicaragüense, por lo que demandamos el respeto la seguridad jurídica de la propiedad privada.

Si bien es cierto, que usted orientó a las autoridades competentes, para contrarrestar todo intento de toma de tierras, lamentablemente, se siguen dando, en pequeña escala, ¡pero se sigue dando ese fenómeno!

¿Cuánto podemos crecer? Señor Presidente, si es cierto que los problemas que hemos expresado hoy, nos han limitado nuestra capacidad de producir, también es cierto, que no nos hemos rendido. Como decía usted, en medio de caminos espinosos, hemos sabido responderle a la Patria. Estamos seguros que con este Gobierno, podemos alcanzar y lograr metas reales.

Por ejemplo, pasar de un 48% de las pariciones de nuestras vacas, a un 65%, significaría que a mediano plazo estaremos produciendo 344 mil terneros más, y aproximadamente, unos 5 millones de litros de leche más, al año. Esto significa garantizar la seguridad alimentaria de nuestra población, como usted lo dijo anteriormente, y también para las exportaciones. Significa garan-tizar más empleos en el campo, evitando así, la migración de ciudadanos del campo a otros países o a centros urbanos que no garantizan ningún empleo.

¿Qué necesitamos para lograrlo? Además de las carreteras, energía eléctrica, asistencia técnica para producir más y mejor, la realidad es que, todo esto no tiene mucho sentido, si no contamos con el financiamiento de mediano y largo plazo, que viene demandando desde hace rato el sector productivo, para optar tecnologías y mejorar la productividad.

Señor Presidente, como nos aconseja nuestro Ministro, Ariel Bucardo, hay que concretizar las propuestas. La primera demanda de los productores de leche es la siguiente: instruya para que de inmediato, se proceda a reglamentar el recién creado Banco de Fomento, conformando su Consejo Directivo para avanzar en la formulación de las políticas crediticias que regirá el Banco.

De manera, que para el próximo ciclo agrícola 2008-2009, por lo menos, se garanticen venta-nillas. El banco es la principal fuente que nosotros estamos demandando y podría estar ya en las cabeceras departamentales del país. Sabemos muy bien que con el capital que cuenta el banco, es poco, pero con algo se comienza, de poquito en poquito se llega lejos. Por lo que pedimos también se oriente a este Banco, todos los recursos financieros que manejan el Fondo de Crédito Rural, IDR, y los fondos del Estado que maneja, hoy en día, la banca privada. Tal y como lo establece la Ley Creadora del Banco de Fomento.

Estamos seguros que su Gobierno ha dirigido su atención al sector productivo, al campo, y está en la dirección correcta, por ser hoy en día, la opción económica más promisoria que tiene Nicaragua. Necesitamos por lo menos, 400 millones de dólares para revolucionar nuestra actividad ganadera.

Estoy seguro que con las gestiones que usted hace, esos reales los consigue y nosotros, los ganaderos, lo respaldamos con más de 3 mil millo-nes de dólares que representan nuestros activos invertidos en fincas, potreros, infraestructura y ganado.

Endeudémonos por la seguridad alimentaria de nuestra nación, para salir de la pobreza en que se encuentra postrada nuestra nación. Con la disponibilidad del financiamiento para el sector, el resto es mejorar la productividad, incremen-tando nuestro hato lechero.

¿Qué demandamos para mejorar la productividad? Primero, necesitamos definir asistencia y trans-ferencia tecnológica con las instituciones miem-bros del sector público agropecuario rural, donde está el INTA, el MAGFOR, el IDR, FUNICA y la DEGECSA, que nos permita a los productores apro-piarnos de la tecnología ya aprobada a nivel regional, preparándonos técnicamente, nosotros y nuestros trabajadores.

Considerando que un 60% del buen desempeño productivo del hato, depende de la buena alimen-tación, sugerimos que el Gobierno, a través de las instancias correspondientes, que puede ser ENABAS, INTA, IDR o quien usted designe, realice una importación significativa de semillas de pasto mejorado de Brasil, de manera, que nos permita incrementar las áreas mejoradas de pastos.

Hoy en día, en la región, los productores nicara-güenses adquieren la libra de semilla mejorada más cara. Sale más barato, comprar un kilo de semilla en Honduras que en Nicaragua. Somos el país con mayor área destinada para la ganadería en la región, y somos actualmente el país, con menos áreas de pasturas mejoradas, a pesar de eso, estamos a la cabeza de los otros países vecinos.

Tercero, por el avance tecnológico que ha alcanzado Brasil y por la hermandad que usted ha cultivado con ese pueblo y el Gobierno brasileño, le solicitamos exportar maquinarias y equipos de ese país. Nosotros necesitamos picadoras, cercas eléctricas, sistemas de riego, tractores, ordeña-doras mecánicas y otros productos tan necesarios para la producción de leche. De manera, que nos permita revolucionar nuestra actividad. Nece-sitamos las herramientas para producir, adoptar tecnología, producir es nuestro compromiso.

Cuarto, la generación de energía alternativa, la reparación y apertura de caminos productivos debe de ser una prioridad para el MTI. Los Alcaldes que hoy están ejerciendo su mandato y especial atención le pedimos, a los que estarán en la próxima contienda municipal, compromisos serios con el sector productivo. Los caminos representan para nosotros la vía al desarrollo. Necesitamos implementar el plan nacional de caminos lecheros, antes de que se venga el invierno.

¿Qué necesitamos para incrementar nuestro hato lechero? Por la iliquidez con que nos encontramos hoy en día, señor Presidente, los ganaderos nos vemos obligados a vender nuestros terneros, muchas veces por la necesidad... ¡hasta vendemos nuestras terneras y hembras en producción!
Estamos vendiendo por necesidad y quien vende por necesidad, normalmente, siempre pierde. Por lo anterior señor Presidente, necesitamos financia-miento para impulsar el programa de retención de terneros y hembras. Nos referimos a un finan-ciamiento que nos permita solventar las necesi-dades cotidianas que enfrentamos, para poder llevar el ternero hasta los mataderos, y explotar al máximo la producción de leche en nuestras vacas.

Muchas veces las vendemos en edad productiva todavía, y como lo dije anteriormente ¡lo hacemos por necesidad! Consideramos frágil la infraes-tructura productiva que tenemos en nuestras fincas, principalmente en las pequeñas y medianas explotaciones. Se hace necesario implementar un programa de reemplazo de sementales, para garan-tizar, por este medio, una mejoría genética en nuestras fincas.

Al finalizar el actual período presidencial que usted preside, la ganadería nacional podría tener renovado genéticamente todo el rebaño de semen-tales que se requiere, para producir leche. El mejoramiento genético a través de la inse-minación y trasplante de embriones, también se hace muy necesario. Necesitamos hacer uso de la tecnología de punta disponible en Nicaragua, para mejorar con mayor velocidad la genética de nuestros hatos. El Centro Genético ubicado en Ticuantepe debe jugar un rol importante en esta actividad.

Necesitamos garantizar el status sanitario en nuestro hato. De nada nos servirá incrementar la producción y el hato nacional, si no garantizamos la sanidad e inocuidad de la leche que produ-cimos. El tema de trazabilidad y certificación de hatos libres de brucelosis, tuberculosis, es prioritario para poder comercializar nuestra leche a los centros de acopio y a la industria.

Nuestra población amerita consumir productos sanos. Actualmente en Nicaragua se están ejecu-tando prácticamente, cuatro proyectos pilotos de trazabilidad, entre ellos están la DEGECSA, APEN, UNA y un proyecto de la Comunidad Europea.

Creemos que ya es hora que el MAGFOR, logre unificar los esfuerzos de pilotaje que están haciendo, y poder nosotros adoptar el sistema a la mayor brevedad posible. Creemos muy importante que para mejorar la producción de leche, se hace necesario fortalecer las instituciones de Gobierno.

Hoy en día, por mucha voluntad que tenga nuestro hermano Ministro Ariel Bucardo, poco puede a hacer, ya que no cuenta con los recursos nece-sarios y, con los que cuenta, ya están comprome-tidos. Durante los últimos 15 años, se han debilitado nuestras instituciones, se han forta-lecido los consultores internacionales que, al final del día, son los que se llevan la mayor parte de los proyectos ganaderos que vienen del exterior, y es necesario que éstos sean dirigidos a fortalecer el desarrollo de los productores, que son los protagonistas reales de la produc-ción.

Garantizar el consumo de leche en nuestra población, debe ser un compromiso de todos. En este sentido, la mayoría de las organizaciones gremiales y representantes del Gobierno como el MIFIC y el MAGFOR, hemos desarrollado un Antepro-yecto de Ley de Fomento al sector lácteo y del vaso de leche escolar. Trabajo que ha sido acompañado por el Diputado aquí presente, nuestro amigo y hermano, Douglas Alemán, quien lo estará presentando ante la Secretaría de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional. Desde ya esperamos el apoyo de la Bancada Sandinista y de los demás Diputados de las otras bancadas, que conocen la importancia de la presente iniciativa.

No puedo finalizar mi participación, sin hacer referencia sobre la conservación de nuestros recursos naturales. Tenga bien seguro, que el gremio ganadero es amigo del medio ambiente. La respuesta que surgió desde CONAGAN, está en pie... el 20% de nuestra área dedicada a la ganadería, la destinamos a la regeneración natural, para conservar lo más valioso que hay en nuestras fincas, el agua.

Para concretar esta propuesta, requerimos del acompañamiento del MARENA, INAFOR y el MAGFOR, para que nos acompañen en este importante proyecto; necesitamos que se garantice con guardabosques, el crecimiento de estos bosques, para evitar que este recurso sea robado por leñeros, que buscan y abusan mucho de la propie-dad privada.

Necesitamos que el productor tenga la posibilidad de gozar de los beneficios que resultan de esta actividad. Es necesario que las instituciones hagan gestiones para que se garantice el pago del servicio ambiental, como lo hacen países vecinos.
Imple­mentación de sistemas silvopastoriles, cose-cha de agua, entre otras, pueden ser las opciones para que el productor compense con esta noble tarea, de conservar los recursos naturales.

Señor Presidente, quiero aprovechar la ocasión para hacer entrega del perfil del Programa de Reconvención Competitiva de la Ganadería en Nicaragua. Este documento fue trabajado en consenso con el COSEP, CONAGAN, INTA y el MAGFOR; se trata de un documento que recoge las necesidades, ventajas comparativas, y potencial que representa nuestra ganadería para su conversión.

Es un proyecto ganadero con visión de nación, que requerimos que, de su parte, se someta ante la comunidad donante, a través de PRO-RURAL. Sabemos y estamos plenamente convencidos, de que usted es amante de todos los proyectos que la ganadería tiene en Nicaragua; que la ganadería de leche, es un factor muy importante para sacar adelante a nuestra nación.

Amigos y amigas, que Dios los bendiga y muchí-simas gracias por haberme escuchado.


Palabras de Daniel

El Presidente de FAGANIC, Enrique Aldana, ganadero matagalpino, ha hecho una exposición amplia y profunda, sobre el desarrollo de la ganadería en nuestro país.
Quiero abordar algunos puntos que mencionó. Yo diría que podríamos hablar de esta sesión de trabajo en dos direcciones, apuntando al mismo objetivo: una, él me está entregando aquí lo que es el perfil del Programa de Reconversión Competitiva de la Ganadería de Nicaragua. Si esto es compartido por todos ustedes, aquí presentes, ¡magnífico!

Lo que necesitamos es que ustedes con Ariel, con Álvaro, con la compañera Juanita, de Medio Am-biente, es decir, con todos los compañeros que están aquí en el Gobierno y sobre todo, hablando de Ariel y de Álvaro, que conocen muy bien el tema, que agarren el perfil del programa, y lo podemos convertir en un proyecto que podamos presentar, en el corto plazo, a organismos o a países, pueblos hermanos, que nos podrían ayudar a financiarlo.