31 Aniversario de Constitución del Ejército de Nicaragua - Página 3

PDFImprimirE-mail

Palabras del General de Ejército
Julio César Avilés Castillo


Comandante Daniel Ortega, Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua; Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía; Licenciado Jaime Morales, Vicepresidente de la República; Presidentes de los Poderes de Estado; hermanos de la Comandancia General, Mayores Generales Oscar Balladares y Denis Membreño, Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel, gracias por sus oraciones.

Primer Comisionada Aminta Granera, Directora General de la Policía Nacional, y hermanos de la Policía Nacional; Diputados ante la Honorable Asamblea Nacional y el Parlamento Centroamericano; estimados Alcaldes del país aquí presentes; Magistrados de los Poderes Judicial, Electoral y de la Corte Centroamericana; Fiscal General, Contralores Generales de la República y Procurador de Defensa de los Derechos Humanos; estimados Funcionarios de Gobierno, Directores y Representantes de Entidades Privadas.

Generales de Ejército en Retiro, Joaquín Cuadra, Javier Carrión y Omar Halleslevens; Miembros del Cuerpo Diplomático y Misiones Internacionales acreditadas en nuestro país; hermanos del Consejo Militar; ex Miembros de la Comandancia General, Mayores Generales, Generales de Brigada y Oficiales en Retiro, Agregados de Defensa Militares, Navales y Aéreos y de Misiones acreditados en nuestro país.

Apreciados familiares de nuestros compañeros caídos en el cumplimiento del deber; amigos representantes de diferentes sectores, gracias por acompañarnos; invitados especiales y amigos productores de todos los Departamentos que están aquí este día; estimados amigos de los medios de comunicación; compañeros de armas, y familiares que se encuentran aquí presentes. Hoy que celebramos el 31 Aniversario de Constitución del Ejército de Nicaragua, queremos agradecer la presencia de todos los que nos acompañan y de aquellos que, a través de los medios de comunicación, están pendientes de esta ceremonia.

El 2 de Septiembre de 1927, en el cerro El Chipote, en las montañas al Norte de nuestro país, se constituyó oficialmente el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua, bajo la Jefatura Suprema del General Sandino. Es por ello, que en su honor y por Mandato de Ley, conmemoramos nuestro Aniversario en esta fecha.

Quiero aprovechar la ocasión para felicitar y reconocer en todos y cada uno de los integrantes de nuestra Institución, los logros y éxitos alcanzados en beneficio de Nicaragua. Nos llena de orgullo poder, en nombre de mis hermanos de armas, dirigirnos a los nicaragüenses y a sus principales autoridades, para informar sobre el desempeño de tareas que contribuyen al bienestar y desarrollo de la Nación.

Hemos estado enfocados en cumplir estrictamente nuestras responsabilidades institucionales, lo que nos ha permitido continuar avanzando por la ruta correcta y sin contratiempos, en la consecución de nuestros objetivos. Llenos de patriotismo, en defensa de la Soberanía Nacional, nuestros componentes terrestres, navales y aéreos, han dedicado esfuerzos vigorosos y constantes en cumplir con este deber que nos mandata nuestra Constitución. Nos hemos mantenido de manera permanente, patrullando las fronteras, volando nuestros cielos, y navegando nuestros mares soberanos, con la firmeza y la disciplina que esta misión exige.

Los modestos recursos que disponemos no han sido limitantes para que, de manera eficiente y con el decoro que nos caracteriza a todos los nicaragüenses, hagamos cumplir las Leyes, en aquellos espacios que la Corte Internacional de Justicia ha ratificado, le pertenecen a Nicaragua. Con dedicación y patriotismo estamos contribuyendo sólidamente en los procesos que impulsan nuestras autoridades en defensa de territorios que pretenden ser cercenados a nuestro país.

Informamos también a la Nación, que en correspondencia a la Legislación Nacional y el Decreto Presidencial Número 79 del año 2009, el Ejército de Nicaragua está haciendo cumplir la reglamentación para la navegación del Río San Juan, ratificando el sumo imperio de la Nación, sobre este espacio territorial. Igualmente resaltamos, que actualmente estamos abocados, en coordinación con diferentes entidades estatales de Gobierno, en la elaboración del Plan Interinstitucional que nos permitirá como país, tener una mayor presencia en esa zona para integrarla plenamente.

En materia de Seguridad, queremos manifestar que los niveles en Nicaragua, en comparación con los de otros países de la Región, sin temor a equivocarnos, podemos decir que son admirables. En el país prevalecen condiciones generales que aseguran tranquilidad para nuestros ciudadanos, la actividad económica y la inversión extranjera, pero no hay que conformarnos, al contrario, debemos de trabajar fuerte para mejorarla, y no permitirnos nunca que ésta se deteriore. En esta dirección, son determinantes los esfuerzos interinstitucionales y de todos los sectores.

Es por ello que el Ejército de Nicaragua estará siempre dispuesto a respaldar a nuestros hermanos de la Policía Nacional en el cumplimiento de esta vital tarea. Recordemos que la Seguridad Nacional no es exclusiva de las Instituciones que por Mandato de Ley nos corresponde garantizar o contribuir a la misma; esta es competencia de todos, porque es del interés y beneficio de todos.

Las amenazas y riesgos a la Nación, evolucionan, por ello, es importante realizar constantemente ajustes necesarios para enfrentarla de manera anticipada y correcta. Ante esta realidad, el Ejército de Nicaragua permanentemente revisa y reformula sus planes operacionales para enfrentar firmemente los delitos transnacionales como el narcotráfico y el crimen organizado.

Con tenacidad y valentía, nuestras tropas, Pilotos, Marineros y Oficiales de Inteligencia, en cumplimiento de los Planes de Lucha contra este flagelo, hemos logrado la incautación de más de ocho toneladas de cocaína, y la destrucción de miles de plantas de marihuana; la captura de 120 personas y 24 vehículos vinculados al narcotráfico; la incautación de casi 5 millones de dólares y 96 armas de uso restringidos. Destacamos la captura de 7 medios aéreos y 34 navales, pasando estos, autorizados por la Ley, a formar parte de nuestras flotas para fortalecer la lucha contra el crimen organizado.

Los datos, resultados del esfuerzo nacional en el combate contra el narcotráfico, son reconocidos a nivel internacional, situándonos como líderes en la Región. Nuestras cifras hablan por su propio peso, ya que desde el año 2000 a la fecha, el acumulado de las operaciones unilaterales del Ejército, y las realizadas en coordinación con la Policía Nacional, suman más de 105 toneladas de drogas incautadas, que no han llegado a su destino.

La mayoría de estas incautaciones han sido pretendiendo ingresar al interior de nuestro territorio, y corresponden al cumplimiento de una línea de acción claramente establecida en el Ejército de Nicaragua, de contener y disminuir el tráfico de drogas, y no permitir que en el territorio nacional, aquí dentro de Nicaragua, se asienten organizaciones criminales. Es decir, que nuestra estrategia de lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, debe desarrollarse en los límites fronterizos, para evitar que este mal carcoma nuestra sociedad. Todo esto, en correspondencia a lo expresado por usted, Presidente, de hacer de Nicaragua una trinchera de rechazo contra este flagelo.