Carlos Fonseca vive en el poder del pueblo! - Página 3

PDFImprimirE-mail

Palabras de Carlos Fonseca Terán

Herman@s, quería compartir con ustedes, en este día tan especial, algunos breves fragmentos de cosas que escribió el Comandante Carlos Fonseca y que tienen una gran actualidad, en estos momentos.

Escribió el Comandante Carlos Fonseca: “Nosotros, al trazarnos seguir la lucha revolucionaria, nos guiamos por los principios más avanzados, por la ideología marxista. Nuestro magno objetivo es la Revolución Socialista; se trata, no de lograr un simple cambio de hombres en el poder, sino un cambio de sistema, el derrocamiento de las clases explotadoras y la victoria de las clases explotadas. La lucha contra la dictadura encabezada por la familia Somoza, es una lucha por lograr la transformación de Nicaragua...” entre paréntesis podemos decir, no la democracia burguesa que ahora los arrepentidos defienden.

Continuamos con lo que escribió el Comandante Carlos Fonseca: “... esto equivale a decir que nos proponemos liquidar el sistema económico y político que impera en nuestro país, para sustituirlo por un sistema nuevo y superior. Nuestro pueblo, que durante un tiempo prolongado continuará adoleciendo de un bajo nivel político, se verá confundido si le hablamos con medias tintas...” para los que se rasgan las vestiduras, cuando decimos las cosas como son.

“Por consiguiente, sigue diciendo el Comandante, es necesario que declaremos sin muchas vueltas, que ansiamos poner fin a la sociedad dividida en explotadores y explotados, a la sociedad dividida en opresores y oprimidos. Declaremos que nuestro magno propósito es devolver a obreros y campesinos, a todos los trabajadores, las riquezas, que mediante la violencia, les fueron arrebatadas. La independencia nacional, la derrota del imperialismo extranjero, son requisitos para la edificación de un mundo nuevo, pletórico de felicidad.

En la búsqueda de esta nueva vida, nos guían los nobles principios de Carlos Marx. La historia moderna demuestra que los principios marxistas son la brújula de los más resueltos defensores de los humildes, de los humillados, de los seres humanos sojuzgados.

“Enarbolar un programa revolucionario radical...” ya que ahora muchos que hablan en nombre de nuestros héroes y mártires, se atreven a acusarnos de ser demasiado radicales, ortodoxos, confrontativos y no sé cuántas cosas más... “es una garantía enarbolar ese programa revolucio-nario radical, para el desarrollo de una fuerza independiente, que se diferencie con nitidez de los partidos políticos capitalistas.

Nosotros, al trazarnos seguir la lucha revolucionaria, nos guiamos por los principios más avanzados, por la ideología marxista, por el Comandante Ernesto Che Guevara, por Augusto César Sandino. Somos conscientes de que el Socialismo es la única perspectiva que tienen los pueblos para lograr un cambio profundo en sus condiciones de vida.”

Ya me imagino cuántas cosas estarían diciendo del Comandante Carlos Fonseca, si estaría entre nosotros, muchos de los que hablan en su nombre. Finalizo con lo siguiente, y a esto, es importante que le pongamos una especial atención, porque tiene que ver mucho con cosas que están ocurriendo, que han estado ocurriendo en estos tiempos.

“No se necesita mucha perspicacia, escribía el Comandante Carlos Fonseca, para adivinar que el enemigo tratará de penetrar la organización, nuestras filas mismas, a través de personas que pueden hacerse pasar por sandinistas, para más adelante provocar divisiones, mediante grupos de sandinistas “democráticos.” Eso, hace mucho tiempo lo escribió el Comandante Carlos Fonseca, y pareciera que desde su tumba nos lo está diciendo.

Y hoy, estamos cumpliendo con el legado histórico del Comandante Carlos Fonseca, cambiando el sistema político, instalando el Poder Ciudadano en toda Nicaragua. Porque al Poder Ciudadano pertenece todo el Pueblo nicaragüense y, cada vez son más nicaragüenses los que participan, haciendo lo que el Poder Ciudadano está llamado a hacer, que es tomar las decisiones fundamentales en este país y, cada día van a ser mayores las decisiones que va a tomar el Poder Ciudadano.

No es el Poder Ciudadano una organización social más, a la cual pertenecen los que quieren y, los que no quieren, no pertenecen; no, el Poder Ciudadano ¡es el Pueblo tomando las decisiones del Gobierno! Eso es el Poder Ciudadano, y los que no participan hoy, participarán mañana.

Estamos cumpliendo con el legado histórico de nuestro Comandante Carlos Fonseca, cambiando el sistema económico de Nicaragua, aumentando cada vez más las posibilidades del campesino, para acceder al crédito, para poder producir. Derecho que les había sido arrebatado por la oligarquía y el neoliberalismo, cuyos voceros hoy nos atacan, para nuestro más profundo orgullo.

Y estamos transformando el sistema económico con el Programa Productivo Alimentario, con el Hambre Cero, con el Programa Usura Cero y con muchas otras líneas de acción gubernamental, que se han estado promoviendo. Estamos garantizando la gratuidad en la salud, en la educación; y en salud también, la Operación Milagro que le ha devuelto la vista a miles de nicaragüenses y latinoamericanos, como parte del Proyecto de Unidad Latinoamericana del ALBA.

En la gratuidad de la educación, estamos avanzando cada vez más; estamos garantizando también, becas para los mejores estudiantes, humildes, que de otra forma jamás hubieran podido llegar a estudiar esas carreras.

También se está desarrollando ese bellísimo, hermoso programa, que fue precisamente la primera gran tarea, en la que recibimos nuestro bautizo de revolucionarios, centenares de miles de jóvenes nicaragüenses en la década de los 80, como es ahora esta actividad que está encabezando la Juventud Sandinista, los jóvenes sandinistas, que es el Programa “Yo sí puedo.”

Construyendo las Casas para el Pueblo, las Calles para el Pueblo; resolviendo la crisis energética, gracias a la solidaridad de la Revolución Bolivariana y de la Revolución Cubana.

Estamos siendo consecuentes con los principios revolucionarios de nuestro Comandante Carlos Fonseca, practicando el internacionalismo prole-tario, apoyando a esas heroicas mujeres guerrilleras de las Fuerzas Armadas Revolu-cionarias de Colombia, y a esa gran compañera revolucionaria mexicana, que acompañaba a nuestros hermanos guerrilleros de las FARC, en el momento en que fueron masacrados, en una acción cobarde de parte del ejército fascista de Colombia, que nos recuerda episodios de nuestra historia, como la masacre de El Chaparral, en la que, precisamente, fue herido de gravedad el Comandante Carlos Fonseca.

Para hacer todo esto y muchas cosas más, contamos con un destacamento revolucionario que fue precisamente, el que fundó nuestro Comandante Carlos Fonseca, con esa Vanguardia histórica de nuestro pueblo, llamada Frente Sandinista de Liberación Nacional, dirigida por ese líder histórico, que es el digno continuador de Carlos Fonseca, nuestro Comandante Daniel Ortega Saavedra, quien, como todo buen revolucionario, es atacado todos los días por la derecha, por la oligarquía, por el imperialismo y por los arrepentidos.

Lo cual, estoy seguro, que lo llena del más profundo orgullo, porque a los Revolucionarios, cuando nos atacan nuestros enemigos, ¡sentimos un gran orgullo! porque es una señal bien clara, de que vamos por el camino correcto. Más bien nos afligimos cuando nuestros enemigos, los enemigos del Pueblo, hablan bien de nosotros.

Y también nos atacan quienes pretenden hablar en nombre de nuestros héroes y mártires y, hoy están pretendiendo privatizar la música revolucionaria, ¡que jamás se la arrebatarán al Pueblo nicaragüense! Esto lo hacen, quienes están haciendo el papel de ésos a los que Carlos Fonseca llamaba “agentes del enemigo imperia-lista, disfrazados de sandinistas democráticos,” para provocar divisiones que jamás han logrado en las filas del Frente Sandinista ¡y jamás lograrán!

Los mismos que están pactando con la oligarquía y el imperialismo. Porque una cosa es cuando los revolucionarios llegamos a acuerdos con nuestros adversarios, según las circunstancias que estemos viviendo, según la correlación de fuerzas que existan, donde alcanzamos objetivos concretos, en función de esos acuerdos.

Y otra cosa muy diferente, es la que hacen los que nos condenan por eso, cuando levantan banderas en común con la oligarquía y con la derecha, andar en marchas con la oligarquía y con la derecha, financiados por el imperialismo, en contra de la Revolución... ¡eso sí es ser pactista! ¡Eso sí es ser traidor a los principios revolucionarios, y a la memoria de nuestros muertos y nuestro Comandante Carlos Fonseca!

Herman@s, quiero finalizar informándoles, con gran orgullo, e informándole a nuestro Comandante Carlos Fonseca, que el Comandante Daniel Ortega me ha asignado una misión relacionada con todo un proceso que vamos a desarrollar, de fortale-cimiento político-ideológico, de ese destacamento de Vanguardia fundado por Carlos Fonseca y dirigido victoriosamente por nuestro líder indiscutible, el Comandante Daniel Ortega Saavedra. ¡Patria Libre o morir!