Seguimos de frente Con el Frente !

PDFImprimirE-mail

Acto Central del 30 Aniversario de la Revolución Popular Sandinista
Plaza de La Fe

Palabras de Rosario

¡Viva Nicaragua Libre!  
¡Viva el Frente Sandinista! 

Queridas familias nicaragüenses, querida juventud ¡juventud, juventud, juventud! Queridas mujeres, hermanas mujeres, querido pueblo de Nicaragua, pueblos de América Latina y El Caribe, pueblos del Mundo... ¡Viva el 30 Aniversario del Triunfo de la Revolución! ¡Viva el Gobierno de Reconci-liación y Unidad Nacional! ¡Viva el Frente! ¡Viva Daniel! ¡Viva Daniel!

Vivimos días de conciencia crecida y de conciencia creciendo, y nos honra celebrar el 30 Aniversario del Triunfo de la Revolución, en pie de Lucha y de Victoria, con los pueblos que avanzan en rutas soberanas de Independencia y Autodeterminación. 

Nuestra Revolución acoge el pensamiento, acoge el caminar de los procesos libertarios que avanzan en nuestra América, y condena, desde esta Plaza de La Fe, Plaza 19 de Julio, los intentos y golpes imperiales a la voluntad suprema de los pueblos, y hoy en particular, al valiente pueblo de Francisco Morazán y de Manuel Zelaya Rosales. Nuestra condena, desde lo más profundo de nuestros corazones y conciencia, desde nuestra experiencia de lucha con la misma mano blanca y mano negra, que también quiso aplastar esta Revolución nuestra, esta Revolución, que a pesar de sus pesares, vive, se agita y que hoy, 19 de Julio, crece y avanza más que nunca, porque en Nicaragua ¡siempre será 19!

Nuestra Revolución, decreta solidaridad  militante del Poder Ciudadano de Nicaragua con el Poder Ciudadano de nuestra hermana centro-americana, la soberana e independiente República de Honduras. 

Nuestra fuerza, nuestra firmeza, nuestra fortaleza, nuestro espíritu insurrecto, rebelde siempre frente a la injusticia, sublevado siempre frente a la injerencia; nuestra condición sandi-nista, históricamente subversiva y combativa ante el enemigo común, reclama la Unidad centro-americana que soñó Morazán; la Unidad latino-americana que levantó Bolívar; la América Nuestra que nos legó Martí; y la Bandera Rojinegra, que recogió la gesta inmortal de Augusto Nicolás Sandino contra la intervención yanqui, en todas sus formas; contra el afán imperial de dominio, en todas sus modalidades.

Es la misma Bandera Rojinegra, que ondea orgullosa en esta Plaza, desde el espíritu inmenso de los Maestros y Próceres, que nos exigen consecuencia y decisión, para mantener ardiendo las llamas libertarias, y la marcha altiva de nuestros pueblos y culturas origi-narias, mestizas y afrodescendientes, en esta Patria Grande. Esta es, la Patria Latinoamericana y Caribeña, donde vamos hacia el Sol de la Libertad, hacia la Vida, hacia Nuevas Victorias.

Desde el corazón de un millón 109 mil 37 militantes sandinistas, repito... ¡un millón 109  mil 37 militantes sandinistas! que este año hemos recibido, orgullosos, nuestro carnet en la Promo-ción del 30 Aniversario, desde los Congresos, Consejos y Gabinetes del Poder Ciudadano, donde la gran familia nicaragüense se reúne a recrear la Nicaragua justa y solidaria.

Desde los Congresos de Mujeres Sandinistas, que avanzamos en nuestra recuperación de derechos y legítimos espacios; desde los Congresos de la Juventud Sandinista, que sueña y trabaja, forjando la Patria Libre, la Nicaragua de Luz y Verdad; desde las 109 Alcaldías ¡109 Alcaldías del Pueblo, Alcaldías del Poder Ciudadano! y, desde la memoria imborrable de nuestro querido Alcalde Mayor, el Campeón de la Humildad, de la Reconciliación, de la Unidad, Campeón de los Pobres, Alexis Argüello.

Desde el corazón de las montañas nicaragüenses, de nuestros ríos, lagos, volcanes, de nuestra tierra fértil, de nuestro campo fecundo, de nuestras manos milagrosas de indígenas, artesanos y trabajadores; desde cada cuadra de la Nicaragua que cree en Jesucristo, y habla, y canta, y reza en español, en mískito, en creole, en garífuna, en mayangna; desde este territorio ¡otra vez libre de analfabetismo gracias a la Revolución Popular Sandinista! Desde esta Tierra Libre y Luminosa de Sandino, de Carlos Fonseca, de Julio Buitrago, de Leonel Rugama, de Luisa Amanda Espinoza, de Arlen Siu, declaramos, pregonamos, predicamos, proclamamos, que en Nicaragua, que en América, que en El Caribe, que desde el ALBA, que desde la profunda convicción de nuestros pueblos... ¡La marcha hacia la Victoria no se detiene! 

Saludamos la presencia en esta Gran Asamblea de compromiso latinoamericano y caribeño, de líderes revolucionarios, símbolos del coraje y la fuerza inclaudicable de nuestros pueblos, emblemas vivos del Nuevo Tiempo y de la Nueva Historia:

Con nosotros, el compañero Esteban Lazo, Vicepre-sidente de Cuba; la Presidenta de la Asamblea Nacional de la República, de la Revolución Bolivariana de Venezuela, compañera Cilia Flores; el Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, hermano Nicolás Maduro; la compañera Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz; el Delegado del Presidente del Ecuador, compañero Ricardo Patiño; la compañera Canciller del Poder Ciudadano de Honduras, Patricia Rodas. 

Y saludamos a las Delegaciones que nos acompañan desde Japón, Irán, Libia, Suecia, Venezuela, Brasil, Bolivia, Chile, Ecuador, Colombia, Perú, Argentina, Uruguay, Cuba, Puerto Rico, México, Costa Rica, Guatemala, Honduras, El Salvador, Panamá, y miles de hermanos, también provenientes de otros pueblos y países del mundo. 
 
Nuestra Nicaragua Libre, nuestro pueblo valiente y noble, está representado por el Comandante Presidente Daniel Ortega Saavedra, Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional; por el Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, General Moisés Omar Halleslevens Acevedo y los Mayores Generales, Julio César Avilés Castillo, Ramón Calderón Vindell y el General de Brigada, Adolfo Zepeda; por la Primera Comisionada y Jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera Sacasa; los Comisionados Generales que conforman la Dirección de la Policía Nacional.

Están con nosotros, por supuesto, los miembros de la Dirección Nacional Histórica del Frente Sandi-nista de Liberación Nacional, nuestro fundador, Comandante Tomás Borge Martínez, el Comandante Bayardo Arce Castaño y el compañero René Núñez Téllez, hoy también Presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua.

Están con nosotros, los legendarios Comandantes Sandinistas, Edén Pastora Gómez, Comandante Cero; Doris Tijerino Haslam y Gladys Báez, guerrilleras heroicas del Frente Sandinista de Liberación Nacional y símbolos de las mujeres nicaragüenses; está la familia de nuestro General de Hombres y Mujeres Libres, representada por sus nietos, Walter, Marbely y Julio. 

La Reconciliación y Unidad Nacional, está repre-sentada, por los hermanos Presidentes y Miembros de los Poderes del Estado, del Consejo Supremo Electoral, de la Corte Suprema de Justicia, de la Fiscalía General de la República, y está también con nosotros, el Procurador de Derechos Humanos, Comandante Guerrillero Omar Cabezas Lacayo; nos acompaña el Jefe de la Bancada Sandinista, compañero Edwin Castro.

La lucha, la combatividad, la decisión de hacer Revolución, está representada en los 109 Alcaldes Sandinistas, en los Secretarios Políticos de todos los Departamentos del país, Secretarios Políticos del Frente Sandinista de Liberación Nacional; en los Delegados del Poder Ciudadano; en el Congreso Nacional de la Juventud Sandi-nista; en los Movimientos Sociales Sandinistas, y con nosotros en la tribuna, el Coordinador Ge-neral del Frente Nacional de los Trabajadores, compañero Gustavo Porras.

Para dar inicio a esta Gran Asamblea de la Unidad de Nicaragua, de la Reconciliación, de la Paz, de la Unidad de los Pueblos, Asamblea de la Libertad y la Justicia, tendremos las palabras de la Premio Nobel de la Paz, compañera, hermana, Rigoberta Menchú.

Palabras de Rigoberta Menchú
Premio Nobel de la Paz

¡Libertad! Libertad para los pueblos donde quiera que estén, en América y en el Mundo. ¡Viva el pueblo nicaragüense! ¡Viva el Frente Sandinista! 

¡Vivan las mujeres! que han hecho posible que esta Revolución esté viva, no sólo en el corazón y en la militancia de cada uno de ustedes, sino en el corazón de todos los pueblos de la América, que luchan por su Dignidad, que luchan por su Li-bertad, que luchan por la Justicia Social, que luchan por cambiar los esquemas de explotación, de humillación, de racismo y de discriminación.

Gracias a los jóvenes que hacen posible una utopía de libertad para todos los pueblos del mundo; gracias a todas las personas, en especial, quiero rendir un homenaje a los Comandantes Revo-lucionarios, que los he admirado desde cuando era joven... aquí, el Comandante Daniel Ortega, Pre-sidente de Nicaragua, gracias por esta oportu-nidad que me dan de hablar con ustedes, el día de hoy, en este 30 Aniversario. 

Son 30 años de Lucha, la Victoria es alcanzarla, pero lo más duro es sostener la Victoria en 30 años. Por eso, rindo un homenaje a todos sus dirigentes, de los barrios, de las comunidades, de los pueblos, donde quiera que estén.
 
Quiero invitarles para que sean solidarios con nosotros, los pueblos que aún vivimos el racismo, la discriminación, la humillación. Quiero invi-tarles a ser solidarios con todos los pueblos que sueñan ser iguales en su país.

También quiero invitarles a que luchemos por la salud de nuestra Madre Naturaleza. En todos los pueblos de la América Latina se está dando la explotación minera en contra de la voluntad de los pueblos; en todas partes se está despojando a los pueblos de su Madre Tierra, de su aire, de la vida. Por eso, luchemos juntos por la salud de nuestra Madre Tierra, luchemos juntos, porque los pueblos tengan ideales.

Quiero rendir un homenaje a los jóvenes, porque en muchos países del mundo, los jóvenes no están luchando como debe ser; en muchos lugares, los jóvenes no tienen ideales. Pero aquí, aquí está la juventud ¿verdad que sí? A ver... ¿dónde está la juventud? Jóvenes, ustedes son la esperanza del futuro, no de ustedes solamente, sino de muchos pueblos, que hoy sufren la opresión y la humillación. Les deseo mucho éxito en su 30 Aniversario. 

Recuerden que ustedes tienen un ideal, ustedes tienen una Revolución, donde se pueden sentir parte integral de la Historia; ustedes tienen metas que realizar, y por eso, gracias a ustedes, nosotros también seguimos viviendo, a pesar de las condiciones tan difíciles en que tenemos que realizar nuestras luchas.

¡Viva la Paz! ¡Viva la Armonía! ¡Viva la salud de nuestra Madre Tierra! ¡Vivan los jóvenes! ¡Viva el 30 Aniversario de la Revolución Nicaragüense! Y ¡Vivan los pueblos originarios de América, del mundo y de Guatemala! Porque yo soy maya, y me da honor de estar aquí, como maya. Muchas gracias, saludos a todos ustedes, gracias hermanos, gracias.